Alerta ante la venta online de fármacos falsos

Regulación

La Comisión Europea advirtió hoy de la venta por Internet de versiones falsas de un medicamento llamado rimonabant.

El medicamento original fue desarrollado por los laboratorios SanofiAventis y destinado a personas que dejan el hábito de fumar así como a pacientes en tratamiento contra la obesidad y los factores de riesgo asociados a ella.

Bruselas dio a conocer este lunes mediante un comunicado sobre la venta de la falsificación de este medicamento por Internet y alertó de los riesgos que podría comportar para la salud humana su consumo, debido a que ni es el producto originario y a que éste ni siquiera ha superado de momento todas las pruebas científicas por parte de organismos de la UE.

Actualmente, rimonabant está pendiente debe ser aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMEA), la responsable de autorizar la comercialización del fármaco en el mercado comunitario una vez que se ha demostrado su calidad, el nivel de seguridad y su eficacia. Una vez aprobado el medicamento se podría vender bajo el nombre Acomplia.

El Ejecutivo comunitario advirtió a quienes compren versiones no autorizadas, falsificadas o ilícitas de rimonabant que exponen su salud a riesgos, ya que confían en “criminales” que sacan partido del anonimato que proporciona Internet, y que además de “poner las vidas de los consumidores en peligro, debilitan la industria farmacéutica europea”.

Independientemente de este caso concreto, la Comisión recordó hoy que una reciente encuesta desveló que en los últimos cinco años se pusieron en el mercado negro unas 170 sustancias falsas distribuidas por empresas ilegales, generalmente por medio de Internet.

Según la investigación, entre estos medicamentos abundan sobre todo las hormonas de crecimiento muscular, los somníferos, los productos para tratar la disfunción eréctil (como Viagra), las infecciones virales y otros fármacos. Las reproducciones pueden tener entre sus componentes productos falsos que no contienen compuestos activos del médicamente genuino o pueden contar con sustancias defectuosas.

En este escenario, el comisario de Empresa e Industria, Günter Verheugen, dijo sentirse “muy preocupado por el aumento de medicamentos falsificados que son vendidos por Internet. Este fenómeno representada un peligro real para la salud de los pacientes”.

Bruselas subraya que las falsificaciones pueden afectar a la imagen del producto original y de los laboratorios que invierten en investigación farmacológica, “mientras criminales ganan dinero sin asumir ninguna responsabilidad ni ningún riesgo”.

Según el marco legal de la Unión Europea, sólo los laboratorios, las farmacias y los distribuidores oficiales pueden fabricar y comercializar fármacos en el mercado comunitario, incluida la comercialización online.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor