Algo más sobre GPS

Movilidad

GPS está de moda, pero, ¿sabía usted quiénes lo inventaron, cuando o por
qué?

GPS o Sistema de Posicionamiento Global (Global Positioning System), es

un sistema de navegación que consiste en 24 satélites que circunvalan La

Tierra a una altura aproximada de 17.600 Kilómetros y de una red de

estaciones terrestres que determina la posición precisa de una persona

en cualquier lugar del mundo y ante cualquier condición climática.

Mediante un GPS puede conocerse la posición tridimensional (latitud, longitud

y altura) a partir de la recepción de un mínimo de cuatro satélites. Con

tres satélites también conoceremos la posición, pero sólo bidimensional

(latitud y longitud). El índice de error máximo de un GPS está entre 1 y

15 metros, dependiendo de la calidad de señal recibida.

Esta

tecnología fue desarrollada por los militares americanos para localizar

y manejar aviones, buques, vehículos y personal de tropa en lo que a

estrategia se refería para su uso en combate.

El primer

satélite para GPS fue lanzado al espacio en enero de 1978 por Estados

Unidos y fue conocido como NAVSTAR Global Positioning System. En 1980,

el presidente Reagan declaró que el GPS podía ser usado para cualquier

tipo de fin civil. Sin embargo, por razones de seguridad, el GPS de uso

civil no tiene la precisión milimétrica del GPS de uso militar. A través

de las señales procedentes de tres satélites en posición triangular, una

unidad de recepción puede determinar su localización en un punto

concreto de La Tierra dentro de un radio de 100 metros.

En este

punto es interesante señalar que tanto Estados Unidos como Rusia, que

desarrolló la versión Europea GLONASS han ofrecido el uso gratuito de

sus satélites a la comunidad internacional.

Las dos primeras

actividades que utilizaron el GPS fueron las de navegación y topografía.

Hoy en día, la gama de aplicaciones va desde la navegación de

automóviles o la administración de una flotilla de camiones, plantas

industriales, redes energéticas, e incluso la automatización de

maquinaria de construcción. De hecho a principios de 2000 los sistemas

de navegación se convirtieron en algo común, o al menos en una opción,

en los coches de lujo.

Sin embargo, habrá que preguntarse, ¿cómo

es posible determinar la locaclización de un coche si los satélites me

sitúan en un radio de 100 metros? Si quiero localizar mi automóvil, o a

una persona que tenga un GPS, necesito una precisión mayor para poder

localizar al dispositivo. La limitación de la precisión la aporta la

potencia de cómputo de los receptores. No podemos hacer cálculos muy

poderosos y en tiempo real en receptores pequeños del tamaño de un

teléfono móvil. Sin embargo, ¿que pasaría si pusiéramos un centro de

cómputo lo bastante potente como para calcular las distancias de todos

los satélites visibles y las correcciones de propagación y ionosfera

necesarias y luego de algún modo se lo comunicáramos a los dispositivos?

Este método se llama Wide Area Augmentation System (WAAS). Este método

mejora la localización de un dispositivo de 100 metros (que es lo que da

el GPS clásico) a 7 metros, una distancia que sí nos permite localizar

cualquier cosa.

Estos sistemas incluyen un CD-ROM o un disco duro

capaces de leer los mapas digitales que guían a los usuarios hacia su

destino. Son capaces de determinar y guiar al conductor a la próxima

gasolinera, hotel, restaurante y la mayoría de los puntos de interés.

Los nuevos sistemas basados en DVD son capaces de cubrir territorios del

tamaño de Estados Unidos, por ejemplo.

Se espera que con el

tiempo estos sistemas de navegación sean un estándar en todos los coches.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor