Amazon vende parte de su negocio de AWS en China para cumplir con la legislación local

Cloud

La compañía de Seattle desmiente que haya decidido abandonar su división cloud en el país asiático.

AWS se ha convertido en una parte clave de Amazon, el negocio que equilibra el estrecho balance de ingresos y gastos de la compañía para conseguir que se conviertan en beneficios. Más allá de su papel en la propia empresa, AWS es, a nivel de mercado, el líder en cloud. De ahí que los rumores de que la empresa podría haber vendido su negocio en la nube en China generasen en las últimas horas tantos titulares.

Medios como la agencia Reuters se hacían eco de que Sinnet Technology, el socio en este terreno de Amazon, había remitido un formulario en el que anunciaba la compra de AWS por 2.000 millones de yuanes, unos 301 millones de dólares, entendiendo que esto daba por finalizado el negocio de los de Seattle en China. Sin embargo, en el mismo formulario se especificaba que la compra serviría para “cumplir con las leyes locales y regulaciones y avanzar en la mejora de calidad de servicios y seguridad”.

Este es el punto clave que explicaría esta operación, de acuerdo al comunicado que la empresa ha remitido a TechCrunch. En el texto, Amazon desmiente tajantemente que hayan vendido su unidad en el país, reiterando su compromiso con los clientes en China. Sí han vendido, explican, parte de su infraestructura física a su socio, Sinnet, para cumplir con la legislación local, que prohíbe que empresas extranjeras tengan en propiedad u operen parte de la tecnología empleada en el desarrollo de cloud.

Detrás de todo esto está, por tanto, los cambios en las leyes del país, que en el último año han cambiado para dar mayor control al gobierno tanto sobre las compañías de fuera de China como, sobre todo, en los servicios de internet y similares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor