Amazon y Google pierden dinero con sus altavoces inteligentes

Empresas

La rebaja navideña de los Echo Dot y Home Mini ha llevado a ambas compañías a vender sus productos por unos dólares menos de lo que cuesta producirlos.

El Echo Dot fue el producto más vendido en Amazon esta Navidad, lo que fue celebrado por la compañía como un signo del futuro que tiene su altavoz inteligente. Pero ese boom de ventas no implica necesariamente que los altavoces inteligentes sean un buen negocio.

Según analistas consultados por Reuters, Amazon y Google están perdiendo dinero con la venta de sus altavoces inteligentes. La rebaja de precios en los dispositivos Echo Dot y Home Mini de cara a la campañá navideña ha llevado a ambas compañías a vender sus productos por unos dólares menos de lo que cuesta producirlos, según los expertos.

Fabricar el Echo Dot cuesta alrededor de 31 dólares, de acuerdo con el análisis de ABI Research, mientras que los componentes del Home Mini cuestan alrededor de 26 dólares. Esas cifras no incluyen gastos generales, costes de envío y otros. Si nos vamos a los precios de venta, vemos que el altavoz inteligente de Amazon cuesta ahora mismo 29 dólares, lo mismo que el de Google. Además, la compañía de Mountain View ha regalado el dispositivo a los compradores de sus nuevo teléfono inteligente Pixel 2.

El motivo de esta agresiva campaña de descuentos es que Amazon y Google están ansiosos por ofrecer a los consumidores una muestra de sus respectivos asistentes digitales, Alexa y Google Assistant. Haciendo más asequibles sus altavoces, las dos compañías tienen la esperanza de fidelizar a los clientes y beneficiarse de las ventas posteriores de bienes y datos sobre hábitos de compra.

No sabemos si este será el caso del HomePod de Apple, que llegará ahora al mercado. Aunque su precio, 349 dólares, hace pensar que la compañía de la manzana ha elegido otra estrategia para su producto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor