Amazon está probando su propio servicio de transporte de mercancías

eCommerceMarketing

Conocido como Seller Flex, se encontraría ya en pruebas en la cosa oeste de Estados Unidos para debutar oficialmente en 2018.

El gigante del ecommerce podría estar preparando su invasión de un nuevo sector. Según los informes de la agencia de noticias Bloomberg, Amazon está probando un servicio de entrega de productos propio, en una medida que alargaría el control que la compañía de Seattle tiene del proceso de compra online hasta la llegada del producto a su consumidor final.

Este nuevo brazo de los de Jeff Bezos estaría especialmente pensado para mejorar el volumen de productos que la empresa pone a disposición de sus clientes dentro del servicio de entrega gratuita de dos días. Con la entrada de Amazon en la parte de mensajería física, la compañía buscaría disminuir la cantidad de bienes que tiene almacenados en sus almacenes, además de permitirle ahorrar dinero y ganar control y flexibilidad sobre todo el proceso de envío y entrega de la compra al cliente. 

El proyecto, que se conoce por el nombre Seller Flex, comenzaba a probarse hace dos años en India, desde donde ha dado el salto de forma discreta a Estados Unidos. De momento se están realizando tests en varios estados de la costa oeste del país, y según las fuentes consultadas por la agencia, la intención de la compañía es que se expanda al resto del país en 2018.

En Estados Unidos, la parte de la entrega del producto al usuario estaba encargada a socios como las empresas de mensajería UPS o FedEx. El lanzamiento de Seller Flex no conllevaría dejar de trabajar con estas compañías, pero sí que sea la propia Amazon la que decida la forma de entrega de un producto, en vez de dejar en manos del vendedor de su marketplace la decisión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor