Los analistas apuntan al fin del boom de OPI en Silicon Valley

EmpresasMercados financieros

De las 12 empresas tecnológicas que salieron a Bolsa en EEUU este año, cinco tienen ahora una valoración por debajo o a la par que cuando eran privadas.

El año pasado y este, muchas ofertas públicas iniciales de empresas tecnológicas disfrutaron de importantes alzas en su debut en Wall Street, con la consiguiente lluvia de dinero para las compañías y sus inversores. Un floreciente panorama que, sin embargo, desató las preocupaciones sobre la gestación de otra burbuja en Silicon Valley, al estilo de la de principios de siglo.

Ahora, los analistas apuntan a que la bonanza está a punto de terminar. Según Adam Marcus, socio gerente de OpenView Venture Partners en Boston, “la gente ya no está perdiendo la cabeza con las valoraciones y expectativas”.

Los datos recopilados por Reuters y recogidos por Venture Beat parecen darle la razón. De las 12 empresas de tecnología con sede en Estados Unidos que salieron a Bolsa este año, cinco -el 42%- tienen ahora una valoración por debajo o a la par que su valor de mercado cuando eran privadas. Esto contrasta con el 24% de las 29 que presentaron una OPI en 2014. Un ejemplo reciente es la empresa de almacenamiento de datos Pure Storage, que a principios de este mes salió a Bolsa con una capitalización de mercado de 3.100 millones de dólares.

Pero incluso cuando las valoraciones aumentan, están creciendo en menor medida que antaño, de acuerdo con los datos proporcionados por la firma de inteligencia de mercado Ipreo y el proveedor de datos para fondos de capital de riesgo Pitchbook. Así, en 2014 el incremento medio de las valoraciones fue del 61%; este año es del 32%.

Esta reducción del rendimiento y de las expectativas afecta a todos los actores del mercado antes de una oferta pública inicial. Obliga a algunas empresas a retrasar o retirar su OPI -como la firma de préstamos en línea Prosper o la de almacenamiento de datos Nutanix- y algunos inversores de última etapa ven retornos más pequeños de lo que se jugaban, según banqueros y analistas de la industria.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor