Apple podría dejar de fabricar el iPhone 5c a mediados de 2015

Movilidad

Las ventas por debajo de lo esperado y la obsolescencia programada de los de Cupertino acabarían con este terminal que no llegó a ser low-cost.

Apple espera fulminar la versión más colorida de su smartphone en pocos meses. La firma de la manzana dejaría de fabricar el iPhone 5c a mediados del año que viene. Así lo asegura el diario Taiwan Industrial and Commercial Times, que habría tenido acceso a fuentes cercanas a los proveedores que producen el dispositivo.

El medio señala que los fabricantes Foxconn y Wistron irán reduciendo paulatinamente la producción del teléfono y dejarán de ensamblar unidades de manera definitiva hacia el verano de 2015.

El iPhone 5c fue presentado el año pasado, como un dispositivo casual, colorido, ligeramente más económico (costaba 549 euros libre y desde 99 dólares con ofertas de las operadoras) y de menos prestaciones frente al iPhone 5s. Sus características corresponden más a las del iPhone 5. El terminal carece del sensor de huellas dactilares Touch ID y del procesador A7 que sí se encuentra en su hermano mayor.

Apple no habría dado ninguna razón para el cese de la producción de su smartphone, pero es común que la empresa de Tim Cook vaya dejando de fabricar gagdets a medida que saca nuevos productos.

Las ventas del iPhone 5c habrían sido más bajas de lo esperado, al menos inicialmente, y muchos consumidores habrían optado por el modelo 5s. Según un estudio de la firma de investigación CIRP liberado en enero, durante el último trimestre de 2013, el 59% de las unidades del teléfono comercializadas se destinaron a esta última versión, mientras los iPhone 5c solo coparon el 27%. La diferencia fue más pronunciada para el s en las primeras semanas. El modelo tampoco gustó a los inversores en un origen.

A Apple podría haberle fallado la estrategia. Muchos veían esta alternativa como el salto de la firma de Cupertino al mundo low-cost, pero solo se quedó en un intento en la forma pero no en el fondo. Con carcasa de plástico, especificaciones técnicas menos avanzadas y el toque de color, muchos prefirieron gastarse 100 dólares más para tener un teléfono más completo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor