Apple podría abandonar los procesadores de Intel

ComponentesEmpresasWorkspace
Apple

Tras siete años de relación, Apple podría deshacerse de Intel como proveedor de procesadores para sus Mac y optar por sus propios desarrollos.

Hace siete años Apple decidió apostar por Intel para sus ordenadores portátiles y de sobremesa, abandonando a IBM y sus PowerPC. Ahora Bloomberg publica que la compañía está investigando cómo llevar la tecnología de chip desarrollada para el iPhone y el iPad al resto de sus productos.

Apple ha realizado fuertes inversiones en desarrollar sus propios diseños de chips basados en arquitectura de ARM para sus dispositivos móviles, incluidos el iPad y el iPhone y parece que el siguiente paso que se ha propuesto la compañía es contar con una base de procesadores común que no sólo le ofrecería más control, sino que haría que todas las aplicaciones pudieran funcionar en sus familias de productos sin tener que realizar modificaciones para que se ajusten a diferentes conjuntos de chips.

Por tanto parece ser que a Apple no sólo le preocupa el compromiso y capacidad de Intel por ofrecer procesadores con menor consumo de energía, sino que le atraen los beneficios de tener iOS y OS X unificados en una misma arquitectura.

Utilizar chips con arquitecturas similares tanto en dispositivos móviles como en ordenadores de sobremesa y portátiles, facilitaría a los programadores unificar la experiencia. Las aplicaciones no tendrían problemas para funcionar en todos los productos al mismo tiempo y, lo que es más, Apple sería capaz de utilizar iOS en sus ordenadores.

Después de pagar 400 millones por comprar las compañías de chips PA Semi e Intrinsity, y otros cuantos millones por el diseño de ARM, Apple ha sido el responsable de la fabricación del chip A6 que se encuentra en el iPhone 5. La compañía ha sido capaz de fabricar millones de chips y es normal imaginar que en Cupertino estudien la idea de utilizar sus propias piezas de silicio, en lugar de las de Intel, más caras.

Claro que para conseguirlo quedaría al menos un par de años porque antes de que Apple pueda llevar la arquitectura de ARM a sus Mac necesita procesadores basados en 64-bits. Hace apenas una semana la compañía británica anunciaba sus procesadores de 64-bits, los Cortex-A50 Series, pero no hay que olvidar que ARM no fabrica, sólo diseña los chips, por lo que los primeros chips no llegarán al mercado hasta finales de 2013 o primeros de 2014. Y eso es mucho tiempo para que empresas como Intel puedan ofrecer novedades que terminen por complacer a Apple.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor