Apple no comenzó en un garaje

Empresas

El cofundador de Apple, Steve Wozniak, reconoce que es más un mito que una realidad, porque la empresa no fabricó ni hizo diseños allí.

Nos los imaginamos pasando frío, en un ambiente lúgubre y desordenado, compartiendo espacio con coches, motos, trastos y ropa sucia, con poca tecnología, pero mucho talento. Se nos ha dicho y repetido hasta la saciedad que las grandes compañías de Silicon Valley y las startups con más renombre han tenido sus orígenes en un garaje.

Sin embargo, ahí está el bueno y sincero de Steve Wozniak, cofundador de Apple, para contar que los orígenes de la empresa de la manzana no fueron exactamente así, aunque eso es lo que hemos creído durante décadas. Hasta la fecha, se pensaba que Steve Jobs y Wozniak habían trabajado codo a codo en la creación los primeros ordenadores de Apple en el garaje de la casa familiar de Jobs, en los Altos (California).

“El garaje es un poco de mito. Es exagerado. El garaje nos representa mejor que otra cosa, pero no hicimos diseños allí. Nosotros transportábamos los productos ya finalizados al garaje, los hacíamos funcionar y entonces nos los llevábamos a la tienda que nos pagaba en efectivo”, reconoce Woz en una entrevista con Bloomberg.

El cofundador de Apple ha aclarado que la compañía dejó ese garaje atrás “muy rápidamente”. Wozniak relata también que “casi nunca había más de dos personas en el garaje y, en su mayoría, “estaban sentados por allí sin hacer nada productivo”.

Estas y otras curiosidades sobre el principio de la compañía pueden escucharse en el siguiente vídeo.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor