Apple y Ericsson intensifican su batalla legal sobre patentes

Empresas

Apple demanda a Ericsson con el argumento de que está cobrando demasiado por licencias de tecnología LTE que no son “esenciales” para la industria móvi.

La pelea entre el fabricante del iPhone y la firma de tecnología inalámbrica Ericsson se ha intensificado con la presentación el martes de una demanda contra Ericsson por parte de Apple. Los californianos argumentan que la compañía sueca está cobrando demasiado por licencias que no son “esenciales” para los estándares de la industria móvil.

Apple presentó la demanda en el Tribunal Federal del Distrito Norte de California, afirmando que, si bien utiliza la tecnología LTE de Ericsson en sus productos, no cree que las patentes relacionadas con esta tecnología sean esenciales para el funcionamiento del móvil y, por tanto, los suecos están cobrando demasiado en concepto de regalías.

Según Apple, el principal problema del modelo de concesión de licencias de Ericsson es que está basado en un porcentaje del precio total de los smartphones. La compañía de la manzana cree que las regalías deben basarse únicamente en el costo del chip que adquiere a Ericsson.

La reacción de Ericsson ha sido inmediata. Poco después de que Apple la demandara, Ericsson presentó una denuncia en el Tribunal Federal del Distrito Este de Texas, pidiendo al juez que emita un dictamen sobre si los términos de licencia de Ericsson son realmente justos.

La batalla legal por los derechos de patentes en la que se encuentran inmersas ambas empresas data de hace dos años, cuando Apple empezó a decir que la ampliación de la licencia que esperaba firmar era injusta, poco razonable y discriminatoria.

Desde 2008, las dos compañías tenían un acuerdo sobre las patentes de Ericsson relacionadas con la tecnología inalámbrica LTE, que Apple utiliza en sus teléfonos inteligentes iPhone. Naturalmente, Ericsson asegura que sus condiciones son razonables y no discrimintorias. “Hemos ofrecido a Apple en numerosas ocasiones ofertas de licencias”, explicó a CNET Gustav Brismark, jefe de estrategia de patentes de Ericsson. “Dado que no hemos logrado llegar a una conclusión, esta es la razón por la que Ericsson ha decidido ir a un tercero” para demostrar que ofrece unos requisitos justos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor