Apple, Google y otras multinacionales se enfrentan a la presión fiscal en Europa

Empresas

Aunque tarde, Europa continúa pidiendo explicaciones a grandes multinacionales, como Apple y Google, y varias de ellas acudirán a una vista para tratar de aclarar la situación.

Durante años, a través Luxemburgo, Irlanda, y otros países europeos, las grandes multinacionales han encontrado un sistema para reducir sus impuestos al mínimo, con casos tan hirientes como los de Apple en España, cuya declaración en 2011 le salió a devolver y que en 2014 fue soltando para que al menos tuviera que pagar 2,4 millones de euros, cuando se estima que sus ingresos podrían haber sido de unos 2.000 millones.

Pero Apple no es la única, Google también ha sido duramente criticada por su política fiscal, así como otras empresas como Starbucks, IKEA, McDonald’s, etc… Esta situación ha llevado a que varios países empiecen a demandar a varias de estas empresas por impuestos no pagados durante años, como hemos visto en Reino Unido, Italia, etc…

A pesar de este supuesto ‘victimismo’ por parte de los dirigentes de países europeos, que curiosamente no han sabido de estas prácticas durante años y que ahora se muestran escandalizados por la cifras, la realidad es que la mayoría de los casos no se están investigando y la ligereza fiscal de las grandes multinacionales sigue siendo insólita si la comparamos ya no sólo con la de los ciudadanos de a pie, sino también con miles de PYMES que no cuentan con la maquinaria legal para poner en marcha estos sistemas que sí utilizan las grandes empresas y con los que acentúan su ‘éxito’.

Este miércoles, Apple, Google, McDonald’s e IKEA asistirán a una vista organizada por el comité de impuestos del parlamento europeo, en la que esperan aclarar esta situación y justificar su ventaja fiscal frente al resto de empresas y ciudadanos. Otras empresas como Starbucks y Fiat Chrysler Automobiles no acudirán, pues han apelado sentencias firmes de la comisión europea para pagar impuestos retrasados.

En cualquier caso, el resultado de la vista es irrelevante desde el punto de vista legal, pero podría aumentar la presión fiscal y mediática sobre estas empresas y llevar a los políticos a tener que enfrentarse a ellas en los tribunales si no quieren perder legitimidad ante la población.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor