Apple llega a un acuerdo de 450 millones de dólares por pactar el precio de los ebooks

Empresas
Apple

Las leyes antimonopolio de EEUU han llevado a Apple a aceptar un acuerdo al ser acusada de pactar los precios de los ebooks con la colaboración de cinco grandes grupos editoriales.

Aunque Apple asegura que no ha hecho nada malo y está pendiente de un recurso, para evitar mayores problemas con las leyes antimonopolio estadounidenses ha decidido aceptar un acuerdo por el que se compromete a pagar 450 millones de dólares.

A pesar de que el acuerdo está condicionado a lo que se delibere en la apelación que está pendiente, y que podría reducir a la cifra a 120 millones e incluso no tener que pagar nada, las pruebas no pintan nada bien para la empresa de Cupertino y las editoriales implicadas. Aún así los beneficios directos e indirectos obtenidos por la venta de ebooks a través de iTunes y con el iPad como plataforma, sobrepasan por mucho estas cifras.

Según el departamento de justicia de EEUU, Apple habría estado conspirando con las editoriales Lagardere SCA’s Hachette Book Group Inc, News Corp’s HarperCollins Publishers LLC, Penguin Group (USA) Inc, CBS Corp’s Simon & Schuster Inc y Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck GmbH’s Macmillan, para pactar los precios de los ebooks y subirlos. Recordemos que mientras en España la legislación vigente regula el precio de los mismos, haciéndolos más caros, en otros países no existe tal regulación que obligue a unos precios.

El pacto de las editoriales y Apple provocó un perjuicio no sólo a los usuarios, sino al resto de plataformas de venta de ebooks, y a lo largo del verano varios juicios plantean multas importantes. Aún así no suponen una merma para los beneficios de Apple, que el pasado año fiscal obtuvo 37.040 millones de dólares gracias a, además de estas prácticas abusivas, su evasión de impuestos utilizando filiales que propician el fraude fiscal.

Lo más curioso del asunto es que Apple sabe que en caso de que fueran a juicio va a perder, y quiere evitar manchar su imagen a toda costa. Por eso a pesar de aceptar el acuerdo, quiere aparecer como víctima del gobierno de EEUU indicando que no ha hecho nada malo y utilizando “caminos secundarios” legales para ganar la batalla moral.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor