Apple muestra sus 10 principales razones para rechazar una app

AppsEmpresasMovilidad

La App Store de Apple es una de las tiendas de aplicaciones más rentables, pero también delas más exigentes. A continuación sus principales razones para rechazar apps.

En el mundo de las aplicaciones móviles, aunque la App Store de Apple es la más rentable para los desarrolladores, también es la que más pegas da a los mismos. Que acepten nuestras aplicaciones puede ser toda una odisea,que además requiere esperar bastante tiempo hasta que se hace efectiva.

Apple ha decidido mejorar su guía para desarrolladores e incluir en ella las 10 principales razones por las que han rechazado aplicaciones en su tienda. Hay que decir que en ella aparecen únicamente datos de la última semana de agosto de este año.

Estas 10 razones supone el 58% de todos los rechazos de aplicaciones, destacando con un 14% que no se ha incluido toda la información necesaria de la misma. Le sigue con un 8% el que tenga bugs y empatadas con un 6%, el que no cumpla con los términos del acuerdo de licencia de sus programa para desarrolladores y que su interfaz no cumpla con unos mínimos de calidad.

Otras razones serían una descripción, nombre o capturas que no definan bien la aplicación, intentar hacerse pasar por otra aplicación, que el nombre de la aplicación mostrado en ella y en iTunes Connect no sea el mismo, valoraciones falsas o que se trate de una versión beta, demo o de prueba.

Por supuesto se obvia indicar cuales son esas otras razones que, según Apple, afectan cada una a menos del 2% de las aplicaciones presentadas. Posiblemente entre ellas, como ya se pudo comprobar varias veces, está ofrecer servicios que luego Apple vea que son interesantes y los desarrolle por su cuenta para luego “echar” a la aplicación original.

Eso sí, lo que no se puede negar es que la cantidad de malware en la App Store es mucho menor, sobre todo teniendo en cuenta el último escándalo de las Windows y Windows Phone Store.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor