Apple pagó 12 millones de euros en impuestos en España durante 2016

Regulación

Además de triplicar los impuestos pagados en 2015, Apple Retail Spain ha provisionado 9 millones de euros para posibles reclamaciones futuras de la Agencia Tributaria.

La filial española de Apple aumentó sus ingresos un 10,7% en 2016, hasta llegar a los 337 millones de euros. Sin embargo, el resultado neto de su actividad el pasado año fue negativo: 7,3 millones de euros de pérdidas frente a los 3,7 millones de euros de beneficio en 2015. Es la primera vez que Apple Retail Spain registra pérdidas desde el ejercicio 2012.

El motivo se halla en la necesidad de Apple de ponerse al día con la Agencia Tributaria, tras las investigaciones abiertas sobre los impuestos que paga la empresa en nuestro país. Así, la empresa pagó 11,7 millones de euros en concepto de Impuesto de Sociedades, más del triple de los 3,3 millones abonados en 2015.

Las cuentas de la filial de Apple en España desglosan esos 11,7 millones de euros entre los 3,3 millones correspondientes al año corriente, otros 3,8 millones de euros por los impuestos de años pasados y la renuncia a 4,3 millones de un crédito fiscal por las pérdidas registradas en años anteriores.

“En el presente ejercicio y en base a la mejor estimación de los administradores de la sociedad y de sus asesores fiscales sobre la resolución de la inspección fiscal en curso, se ha dado de baja el activo que ha decidido renunciar a una serie de créditos por impuesto diferido referente a las pérdidas fiscales de los años en inspección por importe de 4,3 millones de euros”, asegura la compañía. Estas pérdidas corresponderían a 15 millones de euros declarados en el ejercicio 2012.

Además de estos pagos con los que Apple Retail Spain trata de evitar una sanción, la empresa ha provisionado otros 9 millones de euros para hacer frente a posibles reclamaciones futuras, puesto que la inspección de los ejercicios cerrados todavía no ha terminado.

No obstante, Apple España sigue declarando la mayor parte de sus ingresos generados en nuestro país a través de la filial irlandesa de Apple. De los 329,6 millones de euros facturados en España con la venta de iPhones, iPads, Macs o accesorios, 240 millones han ido a parar a Apple Distribution International, con sede en Cork, en concepto de pago de cánones por la compra de los artículos vendidos en España.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor