Apple pierde terreno en China frente a las marcas locales OPPO y Vivo

MovilidadSmartphones

Aunque la desaceleración de las ventas globales han afectado a Apple en China, su principal problema es el crecimiento de las marcas locales OPPO y Vivo, que le han arrebatado gran parte de su cuota de mercado.

Gracias a sus ventas en China, que en los últimos años no paraban de crecer, Apple ha conseguido batir todos los récords de ingresos y beneficios. Pero la época dorada de los smartphones de Apple en China ha acabado, y el mercado que en su día fue el mayor motor de su éxito, le ha llevado a sus primeros retrocesos desde hace años.

En el primer trimestre de 2015 Apple ostentaba el 15% de la cuota de mercado de los smartphones en China, ahora apenas llega al 7%. China suponía el 30% de los ingresos de Apple en su mejor momento, pero luego empezaron a surgir los problemas, y a las nuevas regulaciones y prohibiciones de tiendas y servicios de la compañía de Cupertino en China le siguió la reducción de la demanda y el crecimiento de dos fabricantes locales, OPPO y Vivo.

Ambos fabricantes han conseguido vender unos 40 millones de smartphones en el tercer trimestre de este año, prácticamente la tercera parte de todos los smartphones que se han vendido en China. Mientras que Samsung, que en su día fue líder del sector en el país, ahora apenas llega al 5%. ¿Cómo han conseguido este rápido crecimiento? El secreto está en las ventas offline en las zonas rurales de China, donde gracias a sus comisiones para las tiendas físicas y su gasto en marketing, OPPO llega a 240.000 tiendas y Vivo a casi la mitad, situándose como líderes en ventas offline, que suponen el 90% de sus ventas de móviles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor