Apple plantea el fin de la guerra de patentes a Samsung y Motorola, a su modo, claro…

Empresas

En estos últimos tiempos, Apple ha conseguido “popularizar” las medidas cautelares y prohibiciones de productos de la competencia. Una estrategia que muy probablemente venía del propio Steve Jobs, como se puede sacar de citas en su biografía. Ahora parece que las cosas están cambiado en Apple y la posibilidad de parar esta guerra absurda volviendo al cobro de royalties, que se presenta como una opción para Samsung y Motorola. ¿Estarán de acuerdo a estas alturas?

Resulta curioso que Apple diga ahora que aceptaría una compensación del 1 al 2,5% sobre el precio de los terminales Android de dichas empresas, cuando hace nada Apple indicó que el 2,25% que pedía Motorola era para ellos un abuso.

No es que Apple haya “visto la luz” de repente, sino que básicamente se trata de una manera de apoyar con una muestra de “buena fe” sus quejas ante comisiones antimonopolio sobre el uso de patentes esenciales FRAND y, según aseguran expertos en la industria, una manera de encarecer los terminales Android para hacerlos menos “apetecibles”.

Varios fabricantes que usan Android ya pagan algo parecido a Microsoft, y Apple también estuvo obligado a pagar a Nokia, aunque en ese caso fue un pago único de indemnización al usar patentes esenciales.

El caso es que debido a la inconsistencia entre lo que es esencial y no esencial, la situación se vuelve extremadamente peliaguda. Ya que dar la razón a una u otra compañía podría suponer peligrosos precedentes.

Si se acepta el pago a Apple, al final se terminaría aumentando el precio de todos los dispositivos Android, que ya de por si cuenta con una margen de beneficio menor que los iOS, y los perjudicados sería los usuarios. Si se le da la razón al frente Android, peligra la consistencia de la tecnología móvil y su uso “libre”.

Aunque claro, este último supuesto dependería de que Googlerola entrara en una guerra contra la competencia de Android, al más puro estilo Apple, e incluso la locura de exigir indemnizaciones a empresas que usaran 3G aunque no fuera para móviles, cosa que nunca ha pasado pero que atemoriza bastante a Apple y Microsoft.

Total, que no sabemos si la propuesta de Apple va a servir de algo o sólo va a añadir leña al fuego, ya que a pesar de la misma, Samsung vuelve al ataque, esta vez en Corea. Allí su poder es inmenso, el 20% de la exportación del país, y prácticamente podría “echar” a Apple si la prohibición de algunos de sus productos en otras partes del mundo continúa.

¿Será esto el fin de toda esta absurda guerra o sólo un capítulo más de algo que tiene todavía para rato? [FossPatents]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor