Apple, Waymo y otras tech piden cambios en la regulación para vehículos autónomos de California

Innovación

El Departamento de Vehículos Motorizados ha hecho públicas las solicitudes de las empresas sobre posibles modificaciones en su propuesta de legislación.

Uno de los muchos aspectos que quedan por desarrollar en la tecnología de conducción autónoma es la regulación de este tipo de vehículos y cómo se adaptarán los códigos de circulación a ellos. En esto el Estado de California, donde muchas empresas realizan pruebas, sirve como guía. Su Departamento de Vehículos Motorizados colgaba en su web el viernes los comentarios públicos que habían recibido sobre la propuesta de regulación que quieren aprobar.

Entre las 90 entidades que han remitido sus documentos al DMV hay asociaciones de ciudadanos o usuarios, juntas de gobiernos locales, particulares o empresas. Varias de las grandes tech también han participado, como Apple, Tesla o Google, a través de su división Waymo, con documentos que sirven, además, para entender mejor el trabajo que están haciendo en este campo.

Los de Cupertino confirmaban oficialmente el desarrollo de esta tecnología precisamente al conseguir permiso para circular por estas vías. La compañía solicita una serie de modificaciones en la propuesta que, explica Reuters, sirven para endurecer la regulación, lo que facilitaría la difusión pública de datos y, consecuentemente, ayudaría a la marca a mejorar su tecnología. Apple aboga por una mayor transparencia y detalle en el reporte de pruebas, con vistas a una mejor comprensión de la conducción autónoma por parte de la población en general.

La filial de Google, Waymo, pide a la DMV que se clarifiquen algunos términos, como la de operador remoto. También apuestan por la eliminación de varios aspectos en su política de responsabilidad, al entender que son poco consistentes e innecesarias.

La firma de Elon Musk, Tesla, solicita que el estado no limite las pruebas de vehículos pesados. Musk anunciaba recientemente a través de Twitter que tienen planes para desarrollar camiones semirremolques este mismo año. La compañía también pide a la DMV que no prohíba la venta de vehículos no autónomos utilizados en pruebas que han tenido temporalmente este tipo de software.

Entre las peticiones de Uber están que se refuerce la protección de datos, para evitar malos usos de la propiedad intelectual o la eliminación de la exigencia de coordinar las pruebas con autoridades locales. Su competencia, Lyft, también incide en la necesidad de clarificar este último aspecto, diciendo que puede retrasar los tests.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor