Apple y Samsung quieren usar la tecnología eSIM en sus dispositivos

MovilidadSmartphones

Los dos principales fabricantes de smartphones del mundo, Samsung y Apple, están negociando con la GSMA la integración de la tecnología eSIM en sus terminales.

Estamos acostumbrados desde el principio de los móviles a tener que introducir tarjetas SIM en los mismos, además de que normalmente éstos se encuentren bloqueados y nos obliguen a tener que usar exclusivamente SIMs de una operadora concreta, hasta que los liberemos.

Si bien con el paso de los años el tamaño de las tarjetas se ha ido reduciendo, contando actualmente varios terminales con la versión más pequeña de la misma, nanoSIM, en algunos casos hemos visto el uso de tarjetas especiales integradas en el terminal, que permiten reprogramación para ajustarse a diferentes operadoras.

La situación podría cambiar y el uso de las tarjetas SIM físicas verse relegado a un segundo plano si las negociaciones de Apple y Samsung con la GSMA, para el uso de la tecnología eSIM, terminan en buen puerto. La idea sería que los dispositivos ya contaran con una eSIM integrada de serie en el terminal, de forma que se pudiera cambiar la operadora por software sin necesidad de manipular ninguna tarjeta.

La mayoría de operadoras forman parte de la GSMA, y si finalmente se llega a un acuerdo entre la asociación y estos fabricantes de smartphones, posiblemente la industria completa de lo móviles empezaría a adoptar esta tecnología como estándar, lo que supondría la ‘muerte’ de las tarjetas SIM físicas.

Según Anne Bouverot, el plan es que la tecnología esté lista para que las eSIM puedan empezar a usarse a partir de 2016, aunque a juzgar por la enorme cantidad de dispositivos que siguen usando tarjetas SIM físicas, todavía quedan muchos años hasta que las eSIM sean la norma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor