Australia prohíbe nuevas aplicaciones de viajes compartidos

LegalRegulación

La medida, tomada para proteger el sector del taxi, beneficia enormemente a Uber, que se ve libre de nuevos competidores en Australia y podrá copar el mercado.

La Comisión Australiana de la Competencia y del Consumidor aprobó hoy un proyecto de ley que bloqueará la puesta en marcha de nuevas aplicaciones de viajes compartidos, de cara a proteger el sector del taxi.

La nueva normativa pondría fin a los planes de la empresa de reserva de taxis Cabcharge de introducir una aplicación que rivalizaría con Uber. Cabcharge esperaba que la app, llamada iHail, estuviera operativa pronto, pero los legisladores australianos se oponen, según informa TNW.

El argumento de la comisión es que una nueva aplicación de ridesharing aplastaría rápidamente la industria del taxi australiana. Un comunicado del organismo señala la preocupación acerca de que “iHail lograría una posición potencialmente dominante debido a la flota de taxis más grande que ofrece su estructura de propiedad”.

Por una vez, las limitaciones legales a las plataformas para compartir coches no perjudican a Uber, sino que la favorecen. Uber es muy popular en Australia, con un millón de viajes contabilizados hasta el momento, desde que el Territorio de la Capital de Australia se convirtiera en el primer estado en legalizar el servicio desde su lanzamiento hace tres años.

Ahora, la cruzada protaxi de los legisladores locales bloqueará las aplicaciones similares, especialmente iHail, que tenía posibilidades de competir con éxito contra Uber en el país. Como el proyecto no afecta a las plataformas activas actualmente en Australia, Uber se encuentra así con vía libre para copar el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor