El Ayuntamiento de París, contra Amazon

LegalRegulación

La alcaldesa parisina expresa su preocupación por el impacto que el servicio de entrega en una hora de Amazon tendrá sobre las empresas locales y la contaminación.

París no está contento con el servicio de entrega de una hora que Amazon va a poner en marcha en la capital francesa. La oficina de la alcaldesa, la socialista Anne Hidalgo, lanzó ayer una severa advertencia a Amazon acerca de su servicio Prime Now y criticó a la compañía estadounidense por informar a las autoridades “sólo unos pocos días” antes de su lanzamiento.

El ayuntamiento parisino manifestó su preocupación por el impacto que el servicio de entrega rápida tendrá sobre las empresas locales y la contaminación en la ciudad. Hidalgo pidió a Amazon que garantice que su servicio no se sumará a los graves problemas de contaminación que sufre París y que preservará la “diversidad” de la economía de la capital.

La oficina de Hidalgo fue más allá. En un comunicado de prensa, recogido por The Verge, anunció que presentará un dossier ante los legisladores locales para determinar si se necesitan medidas de seguridad para proteger a las empresas locales.

En una entrevista con France Info, Olivia Polski, adjunta del ayuntamiento para empresas artesanales e independientes, describió Prime Now como una forma de “competencia desleal” que perjudicará a los comerciantes locales, señalando que no se enfrenta a los mismos impuestos y requisitos reguladores que otros vendedores. Desde Amazon Francia se negaron a hacer comentarios sobre las declaraciones de la alcaldesa.

Amazon lanzó Prime Now en París la semana pasada, ofreciendo la entrega en una hora de más de 18.000 artículos a los suscriptores de Amazon Prime. El servicio cubre alimentos frescos y congelados, aunque la compañía con sede en Seattle afirma que es distinto de su servicio de entrega de comestibles frescos Amazon Fresh, que llegóa al Reino Unido a principios de este mes. Amazon cobra 5,90 euros por la entrega de una hora y ofrece entrega gratuita en dos horas para pedidos superiores a 20 euros.

La de Amazon es la penúltima batalla de las autoridades francesas contra las multinacionales y nuevas empresas estadounidenses. Firmas como Amazon, Google y Facebook se enfrentan desde hace años a obstáculos regulatorios en Francia y en otros países europeos, en medio de las críticas sobre elusión fiscal y prácticas de competencia desleal, al igual que las grandes startups de economía colaborativa como Uber y Airbnb.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor