Bajan las entregas de coches de Tesla en el segundo trimestre del año

Innovación

La empresa achaca el descenso a un “déficit severo en la producción” de las baterías, que se fabrican en nuevas líneas de producción.

Una de cal y otra de arena. Si este lunes a primera hora el CEO de Tesla, Elon Musk, anunciaba que a finales de esta misma semana saldrá de la cadena de fabricación el primer vehículo de su línea Model 3, apenas unas horas más tarde ha llegado el turno de las noticias menos favorables.

En un comunicado, la empresa fabricante de coches eléctricos ha oficializado sus datos de ventas y entregas para el segundo trimestre de 2017. En este Q2, Tesla ha entregado cerca de 22.000 vehículos, de los que 12.000 eran del Model S y 10.000 del Model X.

Esto supone, en total, que en los tres meses entre abril y junio de 2017, la compañía ha entregado 3.000 coches menos que en el primer trimestre del año. Tesla lo justifica por “un importante déficit en la producción de packs de baterías de 100 kWh”, que la empresa fabrica en nuevas líneas de producción.

Esto habría reducido en un 40% la producción hasta principios de junio. Una vez resuelto el problema, los pedidos y entregas en ese mes han salido reforzados, convirtiéndose en uno de los mejores de la compañía. Pese a la caída intertrimestral, respecto al año anterior las entregas han mejorado un 53%.

El total de envíos para los primeros seis meses del año se sitúa, así, en 47.100 unidades, en la parte baja de las estimaciones de la compañía en el primer trimestre. Entonces apuntaban a un rango de entre 47.000 y 50.000 entregas.

En términos de producción, los resultados han sido más positivos para la firma. Entre abril y junio han salido de fábrica 25.708 vehículos, 290 más que en el primer trimestre del año. En total, Tesla ha producido 51.126 coches en la primera mitad de 2017.

La compañía espera mejorar los datos de entrega de sus Model S y Model X en el segundo semestre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor