Las bajas ventas del iPhone 7 obligan a Apple a reducir su producción un 10%

MovilidadSmartphones

La decisión de Apple refleja una tendencia global al estancamiento en la venta de smartphones.

Apple podría no estar atravesando su mejor momento, al menos en lo que a uno de sus productos estrella, el iPhone, se refiere. La última versión de su popular smartphone se está vendiendo más lentamente de lo esperado, lo que ha llevado a los de Cupertino a reducir un 10% la producción del iPhone 7 durante el primer trimestre de 2017. La información la ha publicado el diario japonés Nikkei Asian Review, basándose en datos de los proveedores.

La compañía ya había decidido recortar la fabricación de sus últimos terminales en un 20% respecto a su anterior modelo, el iPhone 6s, tras tener que reducir entre enero y marzo de 2016 la producción de esta línea debido a la acumulación de inventario a finales de 2015.

Pese a esta inicial precaución, la venta ha sido todavía más baja de lo esperado, lo que, según el medio especializado, ha hecho que Apple se decida a manufacturar menos smartphones de los previstos y así poder dar salida al stock sin liquidar. Los primeros datos filtrados tras el lanzamiento en septiembre del iPhone 7 ya indicaban que las ventas estaban descendiendo, al menos fuera de Estados Unidos.

El de Apple y su teléfono estrella no se trata de un caso aislado en la industria global de venta de móviles. Las previsiones de la compañía de estudios IDC indican que en 2016 continúa la ralentización en el ritmo de ventas que ya se apuntaba en 2015, ocasionado en parte por la dificultad por parte de las compañías de crear nuevas herramientas y funcionalidades.

Incluso a una compañía como Apple, que tiene la innovación por enseña, le puede afectar el fantasma del estancamiento, tanto a nivel creativo como en ventas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor