Barbacoa-maletín Darwin: la evolución de las especies

Empresas

¿Fiesta o trabajo? ¿Oficina o jardín? Y van los de Darwin y responden con otra pregunta: ¿por qué elegir? Cómoda para transportarla si organizas una barbacoa fuera de casa, absolutamente discreta si quieres aprovechar que el jefe se ausenta de la oficina para ahumar tu lugar de trabajo y degustar un poco de carne a la parrilla. Si recibes una visita inesperada basta plegar este invento para que en medio del olorcillo a marranico tostao el único indicio que quede sea un maletín humeante.

Aparentemente un simple maletín, en su interior una pequeña barbacoa con la que igual mañana lunes te apetece un poco más acudir al trabajo acompañado de una bolsa con carne que compraste este finde en el pueblo donde has pasado el finde, escapando del calor pre-estival.

Se llama Darwin Triangular BBQ porque las dos mitades del maletín se abren formando un triángulo que sirve de soporte para la rejilla sobre la que puedes poner la carne con la que oferta un suculento festín. Se acabó bajar al bar de la esquina, ya puedes sacar partido de la azotea de la oficina.

No es tan grande como la barbacoa que tienes en casa pero Darwin es capaz de acoger cuatro hamburguesas a la vez, que no está nada mal para salir de un maletín. Eso sí, no olvides dejar enfriar a Darwin después del festín no sea que termines la jornada en la unidad de quemados echándole la culpa a un maletín demasiado ardiente. [The Fancy]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor