Las barreras de Xiaomi para expandirse fuera de China

EmpresasMovilidadSmartphones

Tras la denuncia de Ericsson en la India, otros fabricantes podría llevar a cabo acciones legales en otros países para frenar al gigante chino.

A finales de octubre se convirtió en el tercer fabricante mundial de smartphones (según Strategy Analytics), por detrás de Samsung y Apple, alcanzando una cuota de mercado del 5,3%. Y eso, vendiendo teléfonos únicamente en China.

Xiaomi ha tenido un 2014 espectacular, comercializando 15,7 millones de unidades en el Q3 (Gartner) frente a las menos de 4 de hace un año, un éxito espera seguir manteniendo en 2015 con su expansión fuera de las fronteras del país comunista.

Sin embargo, el fabricante mandarín no lo va a tener fácil para conquistar otros territorios. La venta de teléfonos de la firma ha sido vetada en otro populoso mercado, el indio. Un tribunal ha prohibido su distribución debido a que los terminales infringirían algunas patentes de la empresa de telecomunicaciones Ericsson.

Aunque el tribunal ha levantado temporalmente la medida cautelar hasta la vista del próximo 8 de enero, los smartphones de Xiaomi se enfrentan a una gran incertidumbre en la India.

No es el único territorio donde se está mirando con recelo la entrada de competidores chinos. Según informa la web china LanjingTMT.com, otros rivales están barajando tomar acciones legales contra Xiaomi en otros países, con el fin de frenar su expansión.

Al margen de estos problemas legales, Xiaomi puede tener dificultades por su número limitado de patentes. Sin moneda de cambio para negociar el intercambio de licencias, la empresa mandarina puede verse obligada a resolver los litigios mediante el pago de abultadas cantidades.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor