“Batman: Dark Knightfall”, cuando los actores son muñecos

Empresas

Protegidos de sobrinos inquietos y polvo en vitrinas o sin siquiera salir de su embalaje original par no perder su valor de objeto de coleccionismo, las figuras de acción, los muñecos que replican peronajes populares del cine, pueden en ocasiones convertirs ellos mismos en protagonistas de ficción. Si de pequeño jugabas con tus muñecos ahora puedes cumplir tus sueños de cineasta y convertir esas tardes de peleas fantásticas en cortometrajes en los que gracias a una excelente técnica de stop motion y un abundante talento cinematográfico para el encuadre, la iluminación y el enfoque un puñado de figuras de acción son capaces de ampliar la leyenda del Caballero Oscuro. A continuación te ofrecemos el cortometraje “Batman: the Dark Knightfall” en el que se demuestra lo barato que puede resultar filmar tu propia peli de Batman.

Derek Kwok y Henri Wong probablemente jamás podrían haber contado con el presupuesto suficiente como para poner a sus órdenes a Christian Bale, Gary Oldman o Jack Nicholson, por no hablar de la imposibilidad física de contar con Heath Ledger.

Pero esos obstáculos no son nada que no se pueda superar con un puñado de figuras de acción que constituyen rélicas pasmosamente realistas de sus trasuntos de carne y hueso… y de un tamaño superior. Como en esas tardes en que recreabas peleas usando en parte unos muñecos en parte tu imagnación, ambos decidieron crear su propia secuencia en la que intervienen el comisario Gordon, Batman, el Joker y unos cuantos de sus secuaces.

No necesitaron más que acercarse a la tienda de merchandising más cercano, preparar concienzudamente el escenario, la iluminación… y echarle un buen puñado de horas al rodaje cuyo fruto podéis ahora disfrutar. Y es que probablemente salga más caro contratar unos cuantos actores (no digamos ya los protagonistas reales de la Trilogía de Batman según Cristopher Nolan) pero no resulta precisamente rápido conseguir que los muñecos protagonistas de este corto desarrollen la capacidad de movimiento que podemos ver a continuación.

Ni siquiera constituyó un obstáculo el hecho de que la gestualidad facial de las figuras fuese tan reducida, más bien nula, limitada a una única expresión. Nada que unos cuanto movimientos, encuadres y especialmente la ambientación musical adecuada a cargo del inevitale Hans Zimmer no puedan lograr.

Lo que ves es un simple fragmento de lo que promete ser un cortometraje aún más largo protgonizado por estas réplicas de 30 centímetros de altura obra del fabricante Hot Toys, unas figuras que por cierto no son nada baratas con precios de varios cientos de dólares, pero con la gran ventaja de que nunca faltarán a un rodaje ni se quejarán del frío, el calor, el tamaño de su caravana… [Cartoon BrewHot Toys]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor