Belkin también se apunta a la domótica

Empresas

Cámaras WiFi, bombillas LED, una olla inteligente y dispositivos para monitorizar el uso de agua y electricidad componen la línea domótica Wemo de Belkin.

Definitivamente, la domótica está de moda. Google, Apple o Microsoft han dado pasos en los últimos meses para introducirse en este campo, y cada semana surge una nueva empresa que se sube al carro. La penúltima ha sido Belkin. El fabricante de routers inalámbricos va a destinar sus esfuerzos al desarrollo de productos para el hogar automatizado.

Así lo ha avanzado el fundador de Belkin, Chet Pipkin, quien es un entusiasta de la domótica. Según explicó a CNET, ha preparado su casa de forma que sabe cuando sus hijos salen en función de su señal Wi-Fi, puede hervir el agua para el té sin levantarse de la cama por la mañana y hace un seguimiento del uso de todo tipo de productos electrónicos, desde la Xbox a accesorios de iluminación, a través de una aplicación en su teléfono inteligente.

Ahora Pipkin quiere llevar ese modelo a la línea domótica Wemo, que supone el mayor esfuerzo de Belkin para aprovechar el creceinte mercado de los hogares inteligentes. La firma ABI Research estima que el mercado de los hogares conectados valía 9.200 millones de dólares en 2013, y crecerá a 15.100 millones en cinco añños.

Belkin ya vende interruptores y sensores de movimiento que permiten a las usuarios a transformar un dispositivo en un dispositivo inteligente, así como una cámara de alta definición conectada por Wi-Fi para el seguimiento y la comunicación. Y está preparando nuevos productos. En enero, la compañía mostró una olla de cocción lenta inteligente en el Consumer Electronics Show en Las Vegas. El mes pasado, Belkin presentó el hardware Wemo Echo Technology para monitorizar el  uso de agua y electricidad en el hogar.

Belkin espera tener las bombillas LED disponibles en septiembre, mientras que la olla eléctrica CrockPot y el kit hágalo-usted-mismo Maker pueden salir a la venta ya en agosto. Los productos de agua y electricidad, sin embargo, pueden tardar uno o dos años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor