Beluga, el superyate aún más pijo que el caviar

EmpresasInnovación
0 0

Aunque parezca un barco de juguete hecho de plástico, en realidad se trata del render del superyate Beluga, un yate que parece más un hotel de lujo flotante por las comodidades de su interior y que exteriormente se asemeja a una mezcla entre una escultura, un submarino y una nave espacial. Sus características son tan rematadamente ostentosas que dan ganas de hacerse pirata para poder abordarlo.

Cuenta con 5 suites con balcones extensibles y spas, con una suite en lo más alto dentro de una cúpula de cristal SGG PrivaLite. El interior está conectado con escaleras de cristal y el comedor principal tiene una alfombra de cristal con motivos persas mientras que el salón cuenta con un candelabro gigante de nueve metros. Todo esto acompañado de un baño turco, un gimnasio y su propia sala de cine.

Pero si el interior es absurdamente lujoso, el exterior no podía ser menos, cuenta con un “club de playa” de 650 metros cuadrados, una piscina de 14 metros de largo, jacuzzi, discoteca, invernadero  y un solárium de 100 metros cuadrados. Si hasta tiene su correspondiente helipuerto.

Todo esto en una superestructura donde cristal, acero y aluminio se combinan de mano de Will Erens, del grupo creativo PURESANG, de la colaboración de otros diseñadores famosos y de Glass Deco International.

El Beluga, también conocido como el “emperador de los siete mares”, no sé si se llegará a construirse pero si al final surca los mares espero que lleve al menos un ejército de escolta para cuando salga del Mediterráneo.— Dani Burón [BornRich]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor