Los beneficios de Microsoft caen un 22% en el tercer trimestre

EmpresasMovilidadWorkspace
Nueva imagen de Microsoft

En el Q3 Microsoft ha ganado 4.470 millones de dólares, frente a los 5.740 millones obtenidos hace un año. Los de Redmond atribuyen el desplome a las pre-ventas para sus nuevas plataformas.

Microsoft ha informado de sus resultados correspondientes al tercer cuarto del año y los números no han sido del agrado de analistas e inversores. La empresa de Steve Ballmer ha cerrado el trimestre veraniego con 4.470 millones de beneficios, pero estos han caído un 22% en comparación con los registrados en el Q3 de 2011.

De julio a septiembre Microsoft facturó 16.00 millones de dólares, mientras en el mismo intervalo de un año atrás había ingresado 17.370 millones. Los analistas habían pronosticado que la empresa de Redmond alcanzaría los 16.500 millones durante este tramo.

Microsoft justifica el desplome por el efecto negativo producido por una partida diferida de 1.360 millones de dólares dedicada a las pre-ventas de productos para los nuevos sistemas operativos que están por llegar.

La división de Windows y Windows Live es la que mayor caída ha sufrido respecto a 12 meses atrás, precipitándose un 33% en cuanto a ingresos (3.240 millones de dólares facturados). Microsoft atribuye esto al impacto económico de la oferta para actualizarse al nuevo sistema operativo  y las pre-ventas de Windows 8 a los fabricantes de equipos originales para priorizar la disponibilidad general de la plataforma. Por otro lado, los consumidores no han gastado en el software porque están esperando el nuevo.

El área de entretenimiento y dispositivos de la compañía, que incluye todo lo que rodea a la Xbox y a los Windows Phone, también ha caído, aunque no tanto como el negocio de Windows. Esta división facturó 1.950 millones de dólares en el Q3, lo que supone un 1% menos que hace un año. Los de Redmond, no obstante, destacan que su consola es la más vendida en EE.UU con una cuota de mercado del 49% y que Windows Phone 8 está a punto de llegar, lo que expandirá el alcance de la plataforma móvil en productos, precios proveedores y mercados.

“El lanzamiento de Windows 8 marca el comienzo de una nueva era para Microsoft”, explica Ballmer en el comunicado de resultados.”Las inversiones que hemos realizado durante un gran número de años se aúnan ahora para crear un futuro de dispositivos y servicios excepcionales, con tremendas oportunidades para nuestros clientes, desarrolladores y partners”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor