BenQ registra una pérdida neta de 7.500 millones de dólares taiwaneses

Empresas

La junta directiva de la compañía aprueba la derivación de la unidad de negocio de servicios de fabricación integrada.

La junta directiva de BenQ ha aprobado los resultados para la primera mitad de 2006. Durante este periodo, la unidad principal de la empresa registró unas ventas de 112.700 millones de dólares taiwaneses y una pérdida neta tras el pago de los impuestos de 7.500 millones.

La junta directiva también ha aprobado un plan para derivar la unidad de negocio de Servicios de Fabricación Integrada (IMS), que comprende las operaciones de fabricación de la compañía. Además, la junta directiva aprobó una inversión de 400 millones de dólares americanos en su filial BenQ Mobile Holding B. V. y una posterior monetización de las acciones de Darfon ante la cotización pública de Darfon.

Debido a cuestiones relacionadas con la personalización y la gama de productos, las entregas manuales alcanzaron los 7,25 millones de unidades en el segundo trimestre y los precios de venta medios continuaron siendo bajos.

“Aun así, el compromiso del cliente permanece sólido y nuestra prioridad será satisfacer la entrega”, declara Eric Ky Yu, vicepresidente senior de finanzas y portavoz de BenQ. “Para ayudar a restaurar la unidad de salud, hemos designado a David Wang como nuevo CFO de BenQ Mobile, quien pondrá en marcha las medidas necesarias para la reducción de costes. A pesar del retraso en la distribución de productos, el consenso dentro de BenQ sobre cómo seguir adelante nunca ha sido más fuerte y estamos acelerando los ciclos de desarrollo de productos y los esfuerzos para la reducción de costes”, continúa el señor Yu.

La junta directiva también ha aprobado un plan para derivar la unidad de negocio IMS. La unidad de negocio derivada comprenderá operaciones y la carpeta de productos de los grupos Computing Products y Digital Media.

En este sentido, Yu comenta que “ambas unidades son plataformas fuertes en las que confiamos y que deberían crear más valores independientes. IMS se concentrará en proporcionar soluciones de diseño y fabricación. Tras la separación, la nueva empresa debería solidificar su liderazgo en servicios de fabricación integrada. Creemos que IMS, como parte del amplio grupo BenQ, aprovechará recursos de grupo y podrá proporcionar un crecimiento constante de los beneficios para los accionistas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor