Blablacar: “No tenemos ninguna adquisición prevista”

EmpresasStartups

El Country Manager de Blablacar para España y Portugal explica que su foco está en Latinoamérica y Asia pero de momento no planean lanzarse a nuevos países.

Llegaron a México hace un año, a Brasil a finales de 2015 y a Europa del Este a principios de este ejercicio a través de la adquisición de Jizdomat. Los coches compartidos de Blablacar continúan haciendo kilómetros, pero de momento no traspasarán nuevas fronteras. Así nos lo ha revelado el Country Manager de la compañía para España y Portugal, Jaime Rodríguez de Santiago-Concha, en una entrevista concedida a Itespresso.

“Estamos mirando distintos mercados tanto en Latinoamérica y en Asia. Ahí está nuestro foco. El hecho de que desembarquemos en cada país depende de la capacidad que tengamos de un equipo emprendedor que pueda lanzar eso allí. Si existe algún equipo que ya lo está haciendo podemos estudiar una compra, por tener el capital humano y el talento necesario para desarrollar nuestro negocio allí. Pero por el momento no tenemos ningún lanzamiento próximo ni ninguna adquisición prevista”, explica Rodríguez de Santiago-Concha.

Actualmente Blablacar se encuentra operando en 22 países diferentes y España es el único territorio en el que ha recibido una demanda. Hace unas semanas el juez desestimó el cierre cautelar del servicio tras la demanda de Confebus, pero el juicio definitivo está pendiente de celebrarse en unos días. El responsable espera que el proceso se prolongue durante meses hasta que “tengamos una sentencia firme”.

Uno de los argumentos a los que se ha agarrado la empresa francesa para defenderse legalmente en nuestro país, donde cuenta con 2,5 millones de usuarios, ha sido que solo eran una plataforma para poner en común conductores y viajeros. En 2014 Blablacar dejó de ser solo una mera intermediaria sin ánimo de lucro y empezó a pedir un 10% de comisión. “Nuestros conductores no hacen un lucro económico con el servicio. Por su parte, Blablacar siempre ha sido una empresa, siempre ha pretendido tener un beneficio económico y su situación legal no ha cambiado desde que comenzamos a monetizar en España”, señala Jaime.

“Lo que nos permite este sistema de reserva online no solo es tener una fuente de ingresos que nos haga crecer y dar un mejor servicio a la comunidad, sino además favorecer un mayor compromiso con la organización de los viajes compartidos”, añade.

La startup gala mueve a 10 millones de personas cada trimestre y es normal que en algunos de los viajes se produzcan incidencias “excepcionales, que son una absoluta minoría”. Según el responsable, las más comunes tienen que ver con “no encontrarse a la hora de compartir el coche o con pequeños desencuentros dentro del coche”. Para gestionarlas, cuentan con un equipo de más 60 personas que vigilan el comportamiento de la plataforma y resuelven estos problemas.

La entrevista al completo está disponible en el siguiente vídeo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor