BloodRayne

Workspace

Desde que Bram Stoker creara Drácula, los vampiros han sido la estrella indiscutible entre las criaturas de la oscuridad.

Su sed de sangre, su belleza enfermiza y decadente y una forma de ser despiadada, cruda, implacable hace de ellos seres impíos, aterradores y atractivos al mismo tiempo. Rayne, la protagonista de esta historia, es uno de ellos. Pero también uno de nosotros porque como el personaje de cómic “de toda la vida” que luego hemos visto en la gran pantalla, Blade, es un híbrido de humano y vampiro, de gran poder. Se mezclará con organizaciones secretas y luchará contra el ejército nazi, vampiros grotescos y horrores surgidos de lo más profundo de los pantanos y de nuestras pesadillas. Y todo ello desencadenará lo que se intuye del juego de palabras que forma el nombre del juego en inglés: una lluvia de sangre.

Aventura de acción sangrienta

La aventura de Rayne la viviremos en un formato muy adecuado para el género: 3D y tercera persona. Y con unos gráficos buenos, bastante buenos, tanto que para funcionar piden una auténtica barbaridad de equipo. Aunque es cierto que se puede jugar con bastante comodidad en equipos algo inferiores al que recomiendan como mínimo, está claro que la calidad de los gráficos se resiente bastante.

Como buena heroína de acción que es, la cantidad de movimientos que puede realizar es bastante interesente: saltos enormes y en espiral, ejercicios de equilibrio, varias combinaciones de maniobras de combate cuerpo a cuerpo con las temibles cuchillas que lleva en los antebrazos y que puede combinar con multitud de armas de fuego que puede ir recogiendo. Son muchos los movimientos que puede realizar tanto en combate como fuera de él, pero el más estremecedor y espectacular es cuando se lanza sobre el cuello de la víctima para beber su sangre y su vida… Por otro lado, Rayne tiene varios modos de visión ya que también puede ver con los sentidos de los vampiros lo que le da importantes ventajas sobre sus enemigos.

Para mayores La aventura es divertida y engancha, tiene esa virtud tan intangible que te hace desear saber qué pasará después. Y ahí viene otra gran virtud del juego: está traducido y doblado al español, por lo que todos podrán disfrutar al cien por ciento de sus posibilidades (sin este detalle la historia no valdría de mucho para el público medio).

Buenos gráficos, buen control, buena historia y bien adaptado al mercado español, está claro que es un juego recomendable, pero con matices. Por un lado está el aspecto técnico: es un juego bueno, pero no apto para todos los equipos. Por el otro está el aspecto temático: hay mucha sangre y mucha violencia explícita. A muchos les gustará y a otros muchos no, pero está claro que es un juego para mayores de edad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor