Blowout

Workspace

Acaba con todos los mutantes y recupera el control.

Aunque el juego se titula como la película de Brian de Palma, no tiene nada que ver con ella, ni lo protagoniza John Travolta aunque coincidan en el nombre. En Blowout somos el comandante John Dutch de los Marines Espaciales de los Estados Unidos. Nuestra misión es sofocar una rebelión de clones que ha surgido en la plataforma de batalla Honour Guard. Pero lo que no sabíamos es que los clones han mutado en abominables alienígenas, los “Xenomorphs”, que no pararán hasta hacerse con el control de la plataforma. Precisamente nuestras órdenes son impedir a toda costa que eso ocurra, incluso si para ello hay que destruir por completo la Honour Guard.

Estamos ante un juego de scroll lateral que se desarrolla por todos los pasillos y salas de la nave. Técnicamente, este juego no pasará a la historia de los videojuegos por su originalidad y sus gráficos, pero sin duda nos enganchará durante horas una vez comencemos a jugar.

Diversas armas y explosivos de alta tecnología, diez lugares diferentes dentro de la plataforma, gigantescos jefes enemigos al final de cada fase y zonas secretas en suelos y paredes, son algunos de los ingredientes que conforman este cóctel que nos mantendrá pegados al ordenador mientras exterminamos a los mutantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor