BMW, Daimler, Ford y VW construirán una red de carga de coches eléctricos

Green ITInnovación

La nueva empresa conjunta tiene previsto comenzar el despliegue de las estaciones de carga rápida por toda Europa en 2017.

El impulso que algunos de los grandes fabricantes de automóviles están dando a los coches eléctricos choca con las limitaciones que muchos ciudadanos, al menos en Europa, se encuentran a la hora de cargar las baterías de su vehículo. Un hándicap al que cuatro grandes de la industria quieren hacer frente creando una red europea de cargadores de coches eléctricos de alta potencia.

Según informa TechCrunch, BMW, Daimler, Ford y Volkswagen han formado una nueva empresa conjunta, que tiene previsto comenzar el despliegue de las estaciones de carga rápida en 2017.

Los cargadores que formen dicha red tendrían una capacidad de carga de hasta 350 kilowatios, lo que podría reducir drásticamente los tiempos de carga totales, en comparación con los que se precisan hoy en día. Y como consecuencia, facilitaría la circulación de este tipo de automóviles en Europa.

Inicialmente, el equipo de trabajo de la iniciativa ha identificado 400 lugares en Europa con el objetivo final de entregar “miles” de puntos de carga en 2020. Esa fecha ha sido fijada por varios fabricantes como horizonte temporal para hacer de los coches eléctricos un elemento de pleno derecho de su gama.

La tecnología en la que se basará la red se llama Sistema de Carga Combinada (CCS), que es un método de carga rápida que utiliza un conector AC/DC combinado denominado “Combo Coupler” para entregar un máximo de 350 kW. El estándar es apoyado por las ya citadas BMW, Daimler, Volkswagen y Ford, pero también por Hyundai, General Motors y Fiat.

Sin ir más lejos, el recién lanzado Chevy Bolt emplea CCS. Este estándar es controlado por la Charging Interface Initiative, un grupo fundado por Audi, BMW, Daimler y Volkswagen específicamente para impulsar el CCS como un estándar de la industria. Tesla se unió al grupo en marzo de este año y ya está trabajando en un adaptador que ayudaría a apoyar el estándar utilizado por los cargadores CCS.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor