Brendan Iribe deja el puesto de CEO en Oculus

Gestión empresarial

El que fuera hasta ahora CEO de Oculus, Brendan Iribe, ha decidido dejar el puesto para convertirse en el nuevo responsable de su división de PC.

La compañía de realidad virtual Oculus ha sido crucial para que la realidad virtual tenga la popularidad actual. Su exitosa campaña en Kickstarter, junto con su posterior compra por parte de Facebook en 2014 por 2.000 millones de dólares, ha demostrado el interés por esta tecnología y propiciado que otras muchas empresas desarrollen dispositivos y contenidos.

Brendan Iribe, CEO de Oculus desde 2012 y responsable de su crecimiento más allá de una campaña de crowdfunding, ha anunciado que coincidiendo con la creación de dos grupos especiales dentro de la compañía, centrado uno en realidad virtual para PC y otro para móvil, era el momento de dejar su puesto para dedicarse a liderar el grupo de PC.

La reestructuración de Oculus coincide a su vez con la llegada de Oculus Touch, y el intento de la compañía de recuperar el terreno perdido frente a otras soluciones que ofrecían unos mandos avanzados desde un principio, como HTC Vive o PlayStation VR.

Por otro lado, Jon Thomason, que se incorporó a Oculus este verano y anteriormente fue vicepresidente de ingeniería de Qualcomm y vicepresidente de compras móviles en Amazon, será el responsable del grupo de realidad virtual para móvil, y Mike Schroepfer continuará como CTO de Facebook, colaborando con ambos para buscar al que será el nuevo CEO de Oculus.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor