BRiN, el primer asesor empresarial inteligente en formato app

AppsEmpresasMovilidad

Esta startup australiana ha creado una herramienta basada en la inteligencia artificial y el deep learning que ofrece orientación a los propietarios de pequeños negocios.

Hay muchos proyectos en curso que están llevando la inteligencia artificial a campos como el reconocimiento de imágenes, los asistentes personales o incluso la atención al cliente, pero hasta ahora no se habían conocido muchos dirigidos específicamente a los propietarios o gestores de negocios (los llamados Business Decision Makers en inglés), al margen de algunas aplicaciones del superordenador de IBM, Watson.

Una startup australiana ha creado una aplicación móvil que ofrece todo tipo de consejos a los pequeños y medianos empresarios y managers, sirviendo como una suerte de consejero virtual. Su nombre es BRiN y ofrece “la respuesta a casi cada problema al que se enfrentan los propietarios de pequeñas empresas alrededor de todo el mundo”, según ha explicado el creador de la app, Dale Beaumont, a Forbes. El software se ajusta a la educación de su interlocutor y proporciona orientación a “cada emprendedor del planeta”.

Con formación como asesor de empresas, Beaumont asegura que la idea de la herramienta le surgió durante un viaje a Vietnam hace dos años, cuando se puso en contacto con el dueño de un negocio local y empezó a ayudarle a través de mensajería instantánea para que pudiera escalar.

Al margen de su naturaleza como chatbot, la aplicación también incluye una gran biblioteca de 500 vídeos sobre temática de negocios que aumentarán hasta el millar en los próximos seis meses. Al indicar la naturaleza de su inquietud o problema, los emprendedores son conducidos al contenido audiovisual que más puede encajar con él. Pero no todo son algoritmos y robots. De momento hay mucha intervención humana para desarrollar las primeras fases del producto y que los clientes se queden satisfechos con las respuestas recibidas. Una vez haya miles de conversaciones de negocios, se irán integrando mediante un sistema cognitivo.

BRiN tiene su sede en Sidney y cuenta actualmente con una plantilla de 22 personas, con gente repartida también por Australia y Filipinas. La startup espera abrir una oficina durante el próximo año en San Francisco para seguir expandiéndose internacionalmente.

Hasta la fecha la empresa austrliana ha conseguido 1,7 millones de financiación y 5.000 descargas solo tras un mes de su lanzamiento. El objetivo es llegar pronto a 50.000 instalaciones.

Con 500 millones de propietarios de pymes en todo el planeta y 50 millones de negocios de este tipo cerrando cada año, BRiN cuenta con una audiencia potencial enorme.

brin-app

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor