Buceador encuentra una cámara bajo el mar y a su dueño en Google+

Empresas

Sí, tras el shock inicial de ver una Canon EOS 1000D en este estado lamentable, os alegrará saber que forma parte de una de esas curiosas historias en las que una cámara digital que ya parecía perdida para siempre fue rescata y devuelta a su legítimo dueño. En total más de un año bajo el agua para que un buceador la encontrase por casualidad.

¿Y cómo termina una cámara en el mar? Pues existen multitud de manera, pero al parecer un descuido que hizo que se resbalara termino consiguiendo que esta cámara terminara cayéndose en el embarcadero de Deep Bay en British Columbia, Canada.

El buceador que la encontró, Markus Thompson, que es también fotógrafo, sacó la tarjeta de la cámara, una Sandisk Extreme III 20Mb/s de 2GB, y tras limpiarla se dio cuenta de que todavía funcionaba.

En ella había 50 fotos de unas vacaciones familiares de un bombero con su mujer e hija. Lo curioso del tema es que gracias a las fotos y Google+ consiguió localizar a su dueño en un tiempo récord.

¿Por qué Google+? Pues al parecer fue su segunda opción, ya que al no sacar nada más en claro usando Facebook que un “me gusta”, comprobó que en Google+ la gente parece ser un poco más seria.

Publicidad, Montaje, coincidencia, la verdad es que puede que nunca lo sabremos a no ser que a alguno de nuestros lectores le de por tirar una DSLR para comprobarlo.

Pero cuidado porque seguro que si esto hubiera pasado en España no sólo no creo que el que se la encontrara pasara de buscar a su dueño, sino que incluso llegaría a usar las fotos en desmotivaciones o 4chan. [GSMarena]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor