Caen las acciones de Toshiba ante un posible tercer retraso en la presentación de sus cuentas

EmpresasMercados financieros

Las acciones de la compañía japonesa han perdido hasta un 9,4% de su valor a lo largo del lunes.

La firma japonesa Toshiba no termina de asegurar su posición. Pese a los esfuerzos anunciados la pasada semana por deshacerse de su negocio nuclear, que le estaba causando importantes pérdidas, la compañía ha visto cómo sus acciones volvían a caer este lunes.

El motivo ha sido las especulaciones sobre un nuevo retraso en la publicación de sus resultados del tercer trimestre de 2016, correspondiente a los meses de octubre a diciembre del pasado año. Toshiba ya ha conseguido la autorización de las autoridades de la Bolsa de Tokyo para atrasar la presentación de sus cuentas en otras dos ocasiones, ya que deberían haberlas anunciado, inicialmente, en el pasado mes de febrero.

La fecha prevista para la publicación de resultados es el 11 de abril. Toshiba había justificado los retrasos previos amparándose en la investigación de posibles sobrecostos en la compra de una de las centrales nucleares que formaban parte de su división en este negocio en Estados Unidos, agrupado bajo la denominación Westinghouse Electrics.

La pasada semana, la corporación japonesa decidía solicitar oficialmente la declaración de quiebra para esta división, en una jugada a la desesperada para conseguir enfrentarse a las pérdidas asociadas al negocio nuclear de la compañía. La junta de accionistas de la compañía acordaba un día después escindir su unidad de fabricación de chips de memoria, en vistas a venderla y lograr así liquidez.

Todos estos movimientos habrían pasado factura a Toshiba, por lo que habrían decidido solicitar un nuevo retraso en la presentación de las cuentas. El problema no sería que las autoridades de la Bolsa de Tokyo se lo denegasen, apuntan desde Bloomberg, sino que el posponer una vez más los resultados podría impactar negativamente en la calificación de la compañía para estar en el parqué. Esto se ha reflejado en la cotización este lunes de Toshiba, que ha perdido hasta un 9,4% de su valor.

De retrasar la presentación de las cuentas otro mes más, la fecha coincidiría con la estimada inicialmente para la publicación de sus resultados anuales de 2016.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor