Cafetera de hormigón hace difícil su traslación

Empresas
0 0

Schmuel Linkski es un estudiante de diseño israelí que ha realizado una cafetera revestida de hormigón. Sin duda, parece algo duradero e irrompible (o, por lo menos, más costoso de romper que el plástico con el que se suelen estar hechas normalmente). Así, al igual que con otras máquinas del mismo tipo, se obtiene café expresso para una taza. Más información de este diseño, tras el salto.

Se preguntó al autor: “¿Por qué usó hormigón para construir esta cafetera?” Respondió: “Tuve una visión. El hormigón debería estar en las cocinas, pero no sólo formando parte de las paredes o de la decoración, sino también como un deseable producto de consumo”. La idea es curiosa, ciertamente, pero habrá que ver si los consumidores aceptan el producto como espera su creador, aunque, quien sabe, el hecho de que en su interior se encuentre toda una máquina Lavazza puede que para algunos sea más que suficiente. Sin embargo, el peso del producto puede ser determinante a la hora de su éxito, especialmente al transportarlo desde la tienda. De momento, no es más que un diseño que aún no se vende al público. En cualquier caso, tanto si el diseño tiene buena aceptación como si no, quien sabe, a lo mejor se hace una próxima versión para personas más refinadas a base de pladur. [Dezeen] — Fco. José Cañizares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor