Calor a toda velocidad con la estufa en forma de motor V8

EmpresasInnovación
0 0

Tener un motor V8 en el salón debe molar bastante.

Al menos como elemento decorativo, pero lo suyo es extraerle alguna utilidad adicional, como por ejemplo generar calor. Un motor real probablemente sería demasiado ruidoso, nos dejaría en casa un inquietante olor a gasofa quemada y quizá en poco tiempo terminara con nuestros invitados intoxicados por monóxido de carbono y con nosotros en el Hotel las Rejas por una temporada.

La otra opción es instalar una de estas estufas inspiradas en los motores que mueven el mundo… el mundo de los más rápidos. ¿Deseas saber más?

Desde Canadá nos llega Bullerjan, unas singulares estufas que nos recuerdan inevitablemente al corazón de los deportivos más poderosos, un motor de ocho cilindros en V.

Lo curioso es que ese parecido no es exclusivamente estético sino que cumple una importantísima función: aumentar el flujo de aire caliente.

Esos ocho tubos están huecos y al doblarse sobre sí mismos y engarzarse junto a sus compañeros crean en el interior una cámara de combustión de leña y al calentarse los tubos también lo hace el aire que circula por su interior. Si os acordáis de las clases de Física del colegio, el aire caliente pesa menos y tiende a elevarse sobre el aire frío, por tanto en el interior de esos tubos se produce una corriente de aire que impulsa hacia el exterior ocho chorros de aire caliente, contribuyendo notablemente a aumentar la temperatura de la estancia donde has instalado esta estufa.

Y todos contentos y calenticos. Eso sí, prepara la billetera… el modelo más barato cuesta unos 1.500 €. ─Antonio Rentero [Bullerjan]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor