Canon PIXMA PRO-1, la impresora profesional con la que sustituir a un laboratorio fotográfico [Publirreportaje]

Empresas

Canon sigue en su misión por conseguir una calidad excepcional en impresión fotográfica, y para ello ha creado la nueva PIXMA PRO-1, una impresora profesional de formato A3+ y con una reproducción de imágenes impresas tanto en color como blanco y negro gracias a su espectacular sistema LUCIA de 12 tintas y cabezal especial FINE.

Con ella podrás imprimir fotos hasta un tamaño A3+ con una calidad profesional inigualable hasta ahora, todo en menos de 3 minutos y que encima durarán sin deteriorarse unos 70 años.

¿No son 12 tintas demasiadas? No si lo que quieres es la máxima calidad con una extensa gama de colores, brillos uniformes y negros definidos.

Entre ellas podemos encontrar 6 tintas de color: cian, magenta, amarillo, rojo, cian foto y magenta foto; y otras 5 para negros y grises: negro foto, negro mate, gris, gris oscuro y gris claro. La última es una tinta especial llamada Chroma Optimizer.

Gracias a todas ellas se consigue un mejora sustancial en la reproducción del tono de la piel, mucho más natural, un negro más rico y veraz, así como la reducción de grano y fenómenos como el metamerismo.

Además tras aplicar las tintas con color, la tinta optimizadora consigue reducir los espacios entre las gotas creando una impresión más uniforme y regular, con brillos y definición perfectas.

Los depósitos de tinta se encuentran fuera del carro y tienen un volumen 2,5 veces mayor que el otros sistemas similares, por lo que no necesitarás cambiarlos tantas veces, ahorrándote tiempo y dinero.

Pero este genial conjunto de tintas de última generación no serían nada sin un sistema de generación de combinaciones óptimas de tintas y el volumen necesario para cada gota que su nuevo cabezal FINE es capaz de depositar con una gran precisión, además de asegurar la consistencia entre impresiones.

Permite imprimir una fotografía en un A3+ a una calidad profesional en unos 2 minutos y 55 segundos, siendo compatible con todo tipo de tamaños de papel que van desde el 10x15cm hasta el A3+, junto con todo tipo de acabados normales, mates, con brillo, fotográficos y artísticos.

Acepta hojas de gramajes de 64 a 105g/m2 en papel normal y hasta 300 para el especial de Canon, a través de la bandeja posterior con un máximo de 15o hojas. También tiene un alimentador manual para hojas especialmente gruesas con un máximo de 350g/m2 y 0,6mm. Todo ello imprimiendo con o sin bordes.

Incluso puede imprimir sobre formatos ópticos como CDs, DVDs y Blu-Rays con superficie imprimible, colocándolos en una bandeja especial para dichos formatos.

En cuanto al ajuste de color, con el software Color Management Tool Pro se pueden crear perfiles ICC personalizados usando calibradores X-Rite o ColorMunki y dispone también de perfiles predeterminados para los principales fabricantes de papel de calidad.

Su software Easy-PhotoPrint Pro funciona con Adobe Photoshop y Canon Digital Photo Professional, incluyendo todos los ajustes de impresión necesarios, incluso para corregir teniendo en cuenta la luz ambiental que habrá donde se exponga la impresión.

Dispone de un puerto B USB 2.0 al que conectar ordenadores con Windows o Mac, o directamente cámaras digitales y videocámaras compatibles con PictBridge. Tambien tiene un puerto Ethernet 10/100Mbps con conmutación automática para compartirla sin problemas.

Por último sus dimensiones son de 695 x 462 x 239 mm, tiene 27,7 kg de peso y funciona en un entorno con 10-90% de HR y 5-35ºC de temperatura. Lo que quiere decir que es caso de cambio climático extremo puede que no funcione, pero al menos no contribuirá mucho a que suceda gracias a que en espera sólo consume 1,6W e imprimiendo 24W.

En resumen, una impresora imprescindible si eres un fotógrafo serio que quiera imprimir fotos para clientes o exposiciones con una calidad excelente y profesional sin tener que acudir a un laboratorio fotográfico.

Autor: dabadia
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor