CantaJuego: diversión para los más pequeños

Workspace

CantaJuego es un doble disco con 14 canciones animadas por niños, actores y dibujos.

Pedro Zaidman, director artístico de DiverMusic, estuvo a cargo de la producción artística; Eduardo Kramarz de la producción ejecutiva, y las canciones han sido seleccionadas por un equipo de expertos en enseñanza musical para niños y niñas, dirigidos por la pedagoga Alicia Wechsler. Las melodías aparecen ilustradas con dibujos y se les da vida a través de coreografías y movimientos que los pequeños pueden reproducir, potenciando aspectos fundamentales para su desarrollo como el sentido del ritmo, el tamaño de los objetos, la observación e imitación del entorno natural, el movimiento de su cuerpo, etc.

Diversos estudios del área de la educación, la psicología y la psicomotricidad han demostrado que el aprendizaje desde la infancia de una disciplina artística como la música, mejora las capacidades personales y académicas del ser humano. Asimismo, la formación musical asociada a imágenes o dibujos facilita la asimilación de conceptos, lo que les permite conocer su entorno de forma adecuada a su edad. Siguiendo esta pauta, se ha creado CantaJuego, una original propuesta musical con canciones e imágenes para que los niños y niñas de entre 1 y 6 años puedan cantar y jugar poniendo en funcionamiento su imaginación mientras se divierten.

“Este trabajo es fruto de muchos años de experiencia en la pedagogía musical, hasta ahora relegada a un segundo plano en los planes de educación infantil estatales. Para los niños y niñas, el canto y el movimiento es una necesidad que constituye un acto espontáneo, por lo que los adultos deberían proporcionarle la oportunidad de expresarse por estos medios”, ha señalado Alicia Wechsler.

Esta primera edición de CantaJuego forma parte de un proyecto que en palabras de Pedro Zaidman, “tiene la clara vocación de crear productos sanos de ocio creativo en los que puedan participar los padres y que estimulen su creatividad, trasladando el juego de las escuelas infantiles y guarderías al ámbito del hogar”.

A través de la música, los más pequeños logran muchos beneficios, como: desarrollar sus habilidades, ejercitar sus capacidades psicomotrices en diferentes situaciones y reforzar su mundo afectivo y sus relaciones sociales; a la vez que aumentan su autoestima y su bienestar personal. Mediante los sonidos musicales educan el oído, el sentido rítmico, la voz, el movimiento, el gesto y la expresión corporal. Asimismo, la canción ayuda a adquirir técnicas de respiración y mejorar la vocalización y la emisión de la voz. Cantando se desarrolla el lenguaje, se amplía el vocabulario y se potencia la memoria y la imaginación.

CantaJuego está a la venta en AlCampo, Madrid Rock, pequeñas librerías e Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor