Carlos Bustelo dimite como presidente de la CMT

Empresas

Tras la decisión del principal responsable de la Comisión de Telecomunicaciones, el Gobierno nombrará un sustituto más proclive al traslado del regulador a Barcelona.<b>

El presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Carlos Bustelo, remitió este miércoles una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que pone su cargo a disposición del Ejecutivo, según ha informado el organismo en un comunicado. El Gobierno ha aceptado su renuncia y el ministro de Industria, José Montilla, comparecerá en el Congreso para informar de su sustituto.

El mandato legal de Carlos Bustelo al frente de la CMT debía extenderse hasta el mes de diciembre de 2008. En una nota oficial, la CMT explica que la decisión de Bustelo se produce “ante las dificultades opuestas para llevar a cabo el complejo y delicado proceso de trasladar la sede de la Comisión a Barcelona”. Bustelo ha expresado reiteradamente su discrepancia con la decisión del Gobierno de realizar ese traslado, que fue pactado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall el pasado mes de julio.

El desacuerdo le valió a Bustelo un duro enfrentamiento con el ministro de Industria José Montilla. La CMT depende de esta cartera aunque formalmente es un organismo regulador independiente. Por su parte, desde la CMT, la plantilla mostró desde el principio su rechazo al traslado. Según el comité de empresa, el Real Decreto que establece el cambio de la sede del regulador a Barcelona “sólo decide trasladar la sede” y en ningún caso descarta el mantenimiento de unas oficinas en Madrid.

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo informaron que tras aceptar la renuncia, el titular del departamento, José Montilla, comparecerá ante la Comisión de Industria del Congreso para informar sobre el sustituto de Carlos Bustelo. Posteriormente, el Consejo de Ministros aprobará, por Real Decreto, el nombramiento del nuevo presidente de la CMT por un periodo de cuatro años.

Los trabajadores de la CMT asumen que tras la dimisión de Carlos Bustelo, el Gobierno nombrará un sustituto “más proclive” al traslado del regulador a Barcelona. No obstante, advirtieron de que la persona que el Ejecutivo nombre como nuevo presidente “se encontrará con los mismos problemas” y que son, básicamente, las dificultades que en la plantilla y en el funcionamiento de la CMT entraña el traslado.

Los empleados calificaron la dimisión de Bustelo, de la que se enteraron por los directores de área, como una decisión “personal” relacionada con el traslado, que en principio no les parece “ni negativa ni positiva” y que les deja “expectantes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor