Carretilla motorizada: trabajar en una obra nunca fue tan divertido

EmpresasInnovación

EL duro trabajo de la obra puede aliviarse con algo de ingenio bricolájico.

Basta coger la típica carretilla que se emplea para trasegar sacos de cemento, ladrillos y demás y añadirle un motor. Pero como eso sólo serviría para hacerte correr detrás de la carga motorizada el conjunto se perfecciona acoplando una plataforma rodante para situar al obrero-conductor sobre la misma. Tras el salto te ofrecemos un vídeo sobre este pariente casero de la familia Caterpillar. Y aún hay más.

Quizá el negocio de la contrucción hoy sería de otra manera si se utilizaran carretillas motorizadas como la del siguiente vídeo.

No se iba a solucionar la crisis del ladrillo pero al menos los trabajadores en las obras podrían realizar sus tareas de manera menos penosa y aprovechar los descansos para tomarse el bocata y la litrona mientras un par de compañeros compiten a lomos de carretillas motorizadas.

Y tú muerto de envidia por los carísimos Segway cuando lo único que necesitabas era pasarte por la tienda de bricolaje y accesorios de jardín y pillarte una carretilla, una segadora de césped y un monopatín viejo.

Si David Bustamante descendió de los andamios puede que ahí esté también el próximo Fernando Alonso. ─[Geekologie]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor