Caso PRISM: Google aprieta al gobierno de EE.UU

CloudEmpresasRegulaciónSeguridad

Google ha pedido al FBI y al fiscal general de EE.UU permiso para publicar las peticiones de información de la Agencia de Seguridad Nacional con el fin de mantener su transparencia.

Google está decidida a limpiar su imagen por el escándalo PRISM, un programa de recolección de datos que habría permitido a la NSA (National Security Agency) de EE.UU tener acceso directo a los servidores de los grandes gigantes tecnológicos y que también ha salpicado a firmas como Microsoft, Yahoo!, Facebook, Apple, AOL, Skype o YouTube.

Aunque majors TIC como Facebook o Google han negado participar activamente en el proyecto de espionaje de la administración estadounidense, la opinión pública no cree sus afirmaciones y teme que sus derechos fundamentales y privacidad hayan sido vulnerados.

Con el fin de mostrar su inocencia el departamento legal de Google se ha puesto en contacto con las autoridades del país norteamericano a través de una carta abierta. En el documento pide al FBI y al fiscal general  poder publicar las peticiones de información de la Agencia de Seguridad Nacional como parte de su Informe de Transparencia.

“Los números de Google muestran claramente que nuestro cumplimiento de las solicitudes de seguridad nacional están muy lejos de las afirmaciones que se hacen respecto a PRISM. Google no tiene nada que ocultar”, reza el escrito, colgado íntegramente en un post. “Las afirmaciones de la prensa respecto a nuestro cumplimiento de las peticiones de EE.UU de dar acceso sin restricciones a los datos de nuestros usuarios al Gobierno son simplemente falsas”.

Google subraya en el documento que han “trabajado duramente en los últimos quince años para ganarnos la confianza de nuestros usuarios” cifrando servicios, contratando a algunos de los mejores ingenieros de seguridad del mundo y acotando las “desmesuradas solicitudes de datos de nuestros usuarios de algunos gobiernos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor