CastleHub, el control domótico universal con Windows 10

Empresas

Tras su éxito en Kickstarter, CastleHub ya está disponible para reservarlo directamente fuera de la campaña de crowdfunding. Este pequeño dispositivo de forma esférica utiliza Windows 10 y promete ofrecer un control total de nuestro hogar.

Actualmente, con la expansión del IoT, los dispositivos de control domótico y de diferentes aspectos del hogar son cada vez más numerosos. Junto con las apuestas de numerosas startups están también las de grandes empresas como Apple, Amazon, Google, Samsung, etc…

El caso es que todos estos dispositivos suelen controlar una o varias funciones, pero ninguno parece ofrecer un control total, que es lo que promete CastleHub. Se trata de un pequeño PC con forma esférica y que funciona con Windows 10, 2GB de RAM y 30GB de memoria.

Dispone de puertos DisplayPort, HDMI, entrada y salida de audio, 4 USB 3.0, 2 USB 2.0, ranura para tarjetas, puerto Ethernet y de carga. Además de esto, también tiene conexión WiFi y Bluetooth 4.0, aunque según sus creadores es compatible con protocolos como Insteon, X-10 Zigbee y Z-Wave, usando módulos USB.

CastleHub también puede usar un sensor Kinect para reconocer la voz y dispone de un sencillo sistema para poder crear nuestros propios comandos. Su interfaz HTML5 es accesible a través de prácticamente cualquier dispositivo, siempre que tenga un navegador compatible, y su API abierta permite que los desarrolladores creen aplicaciones y módulos extra.

Lo más curioso es que aún siendo un dispositivo IoT, los datos no están en la nube, sino que se almacenan localmente, por lo que en teoría es un sistema más seguro y no existe el miedo de que nos espíen y usen nuestros datos. Eso sí, el dispositivo es accesible a través de Internet, por lo que tendremos que protegerlo ante ataques externos. Su precio en reserva es de 429 dólares y estará disponible a finales de agosto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor