La censura planea sobre Tailandia y Pakistán

CensuraEmpresasRegulación

Los militares golpistas de Tailandia amenazan con bloquear las redes sociales, mientras Twitter se ve obligada a censurar tuits “blasfemos” en Pakistán.

Que las redes sociales resultan incómodas para los Gobiernos es un hecho. Que la censura hacia Twitter, Facebook o YouTube avanza de día en día, también. En el mismo día los militares golpistas de Tailandia han amenazado con bloquear las redes sociales, al tiempo que se ha conocido que Twitter ha autocensurado tuits “blasfemos” en Pakistán.

En Tailandia, el ejército ha advertido a los usuarios de los medios sociales en el país de que cerrará sus sitios web y servicios si se utilizan para criticar excesivamente el golpe militar que dio ayer jueves. Según TNW, los golpistas han convocado a los proveedores de servicios de Internet del país para una reunión hoy.

El aviso cuenta con precedentes peligrosos. Tailandia no ha tenido miedo de censurar los medios de comunicación social en el pasado. En 2006, el gobierno bloqueó YouTube, debido a la presencia de vídeos que violaban las leyes de lesa majestad tailandesas, que impiden las críticas al rey y la familia real. Previamente, había intentado eliminar más de 10.000 páginas de Facebook que violaban la misma ley.

Desde luego, los militares tailandeses tienen trabajo. Hay más de 25 millones de usuarios registrados de Facebook en Tailandia, y la aplicación de mensajería Line cuenta con más de 20 millones de descargas. El número de usuarios de Twitter se desconoce, pero se estima que el tailandés es el duodécimo idioma más utilizado en el servicio de microblogging.

En cuanto a Pakistán, Twitter se ha visto obligada a atender las peticiones de Abdul Batin, un funcionario de la Autoridad de Telecomunicaciones del país, que exigió cinco veces en el último mes que protegiera a sus compatriotas de la exposición a las cuentas, mensajes o búsquedas de la red social que calificó de “blasfemos” o “inmorales”, informa The New York Times.

Las cinco solicitudes fueron aceptadas por la empresa estadounidense, por lo que los usuarios de Twitter en Pakistán ya no pueden ver el contenido que tanto turba  al funcionario: unos dibujos del profeta Mahoma, fotografías de la quema de coranes, mensajes de unos cuantos blogueros antiislámicos y la historia de Belle Knox, una estrella del porno estadounidense que ahora asiste a la Universidad de Duke.

El bloqueo de estos tuits en Pakistán va en línea con la política de censura del país que Twitter dio a conocer en 2012, pero es la primera vez que la red social se ha comprometido a retirar el contenido, probablemente por miedo a desafiar la ley de blasfemia de Pakistán.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor