Cepillo OHSO, oye

Empresas

Este cepillo de OSHO (multi-usos, si sabéis a lo que me refiero y si no lo sabéis, me tenéis que salir más, de verdad) tiene estilo y brilla. Por sí mismo, eso ya es suficiente para que quiera uno en mi casa. Aunque no sea para cepillarme los dientes. Y aunque no vibra, a no

20050523-osho1.jpg
Este cepillo de OSHO (multi-usos, si sabéis a lo que me refiero y si no lo sabéis, me tenéis que salir más, de verdad) tiene estilo y brilla. Por sí mismo, eso ya es suficiente para que quiera uno en mi casa. Aunque no sea para cepillarme los dientes. Y aunque no vibra, a no ser que lo pegues con esparadrapo a tu móvil, “el cepillo administra su propia pasta de dientes y es fácil volver a llenarlo dándole vueltas al mango en una dirección, lo que crea una succión que absorbe la pasta de dientes dentro del mismo”. Toma, encima succiona. ¿Y qué pasa con el cepillo en sí? Pues se conecta al mango y a cepillar se ha dicho. Disponible en tres modelos: el MARKO, en la foto, y el DIVO, para chicas (¿más? ¡Oh maravillas de la tecnología!). El tercer modelo, llamado PONTODOELNOMBREENMAYÚSCULASNOSERÁDEMASIADOLARGO estaba en desarrollo, pero al final no lo mandaron a producción, vete a saber por qué.

OHSO Toothbrush [JS]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor