Cepyme traslada al Banco de España preocupación por la falta de crédito

Empresas

El crédito de la banca a las empresas españolas ha pasado de 736.625 millones de euros en 2012, a 669.653 millones en agosto de este año.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Terciado, se reunió ayer con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, a quien trasladó la preocupación de los pequeños y medianos empresarios por las dificultades que tienen para acceder al crédito bancario y por las condiciones de las escasas operaciones que se realizan: intereses mucho más altos y exigencias de avales o garantías prácticamente inasumibles.

Las dificultades para acceder a las fuentes tradicionales de financiación de las empresas se han agravado en los últimos 15 meses, coincidiendo con el profundo proceso de reestructuración que ha experimentado el sector bancario nacional. De los 736.625 millones de euros que la banca tenía prestados a las empresas españolas en 2012, se ha pasado a 669.653 en agosto de este año. La financiación de más del 80% de las pymes y los empresarios autónomos depende del sector bancario, mientras que las vías alternativas son utilizadas por algo menos del 6% de las pymes.

“El Banco de España es muy consciente de las dificultades que tienen las pymes y los autónomos para acceder al crédito bancario y, en general, para poder financiar su actividad. En este sentido, quiero reconocer las iniciativas que ha impulsado el Banco de España, tanto en el ámbito de sus competencias como en la mejor aplicación de las medidas aprobadas por el Gobierno para normalizar el mercado del crédito bancario y fomentar las vías alternativas de financiación de las empresas. Aunque, dadas las actuales circunstancias, todo parece indicar que el proceso de mejora será lento”, manifestó el presidente de Cepyme.

Por su parte, Linde se mostró moderadamente optimista sobre la previsible evolución del crédito, confiando en que comenzará a normalizarse lentamente a lo largo de 2014, como consecuencia de la mejora de la economía. Para el gobernador del Banco de España, el incremento de la competitividad de las empresas, unido a la definitiva reestructuración del sistema financiero, influirá positivamente en la situación del mercado crediticio durante el próximo ejercicio.

Desde este punto de vista de la normalización del crédito bancario, a la mejora de la economía se añade también el impacto de las medidas que ya ha implantado el Banco de España, como la modificación de la definición de pyme (extiende esta consideración a las empresas con hasta 250 empleados) y la puesta en marcha del “observatorio del crédito”, que permitirá realizar un seguimiento mensual de la evolución de este mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor