China elimina todas las restricciones al mercado de videojuegos

Empresas

El año pasado vimos el primer paso por parte de China para permitir la llegada de los videojuegos tras prohibirlos durante 15 años. El problema es que esta apertura inicial era bastante restrictiva, pero ahora China da vía libre.

Cuando China decidió dar vía libre a la venta de consolas el año pasado, los fabricantes se interesaron en seguida por el enorme mercado potencial que supone el gigante asiático. Pero el fin de la prohibición, tras 15 años, no era tan sencillo como parecía en un principio.

De momento, la venta estaba limitada a la zona de libre comercio de Shanghai, y tanto las consolas como los videojuegos tenían que pasar controles muy estrictos. Además, las marcas tenían que fabricar sus consolas en instalaciones situadas también en esa zona, lo que complicaba bastante la situación.

Aún así, Microsoft puso a la venta la Xbox One el año pasado, y Sony hizo lo propio con la PS4 y PS Vita este mismo marzo. Nintendo no se ha pronunciado si llegará concretamente a China, pero con el cambio legislativo, la empresa japonesa podría plantearse también su llegada al mercado chino en breve, ya que gran parte de estas limitaciones se acaban ahora.

El ministerio de cultura chino ha anunciado que los fabricantes podrán vender y fabricar sus consolas en cualquier parte del país, lo que supone prácticamente el fin de la prohibición y la apertura completa de China al mundo de los videojuegos.

Eso sí, China seguirá manteniendo un férreo control sobre el contenido de los videojuegos, como ya hace con las películas y prácticamente todos los contenidos, tanto locales como extranjeros, por lo que aunque el mercado tenga vía libre para la comercialización, la censura de contenidos se mantendrá.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor