¿Clinton o Trump? A quién apoya (y financia) el sector tecnológico en Estados Unidos

Empresas

Silicon Valley es mayoritariamente demócrata, aunque hay también algunas voces republicanas. Eso sí, ni siquiera ellos quieren a Donald Trump.

En el tiempo en el que en España hemos tenido dos campañas electorales y dos elecciones, Estados Unidos sonaba y suena siempre de fondo con su propia carrera electoral, esa que dura más de un año entre primarias y elecciones presidenciales. Conforme se acerca la fecha del día en el que los ciudadanos estadounidenses tendrán que decir adiós a Barack Obama y escoger nuevo presidente (el próximo 6 de noviembre), los candidatos se van definiendo y la esfera pública se va decantando por uno u otro lado. Hillary Clinton ya es la candidata por el Partido Demócrata y todo parece indicar que Donald Trump será el candidato republicano. Pero ¿qué opina Silicon Valley?

El centro mundial de la tecnología es, de forma poco sorprendente, mayoritariamente demócrata. No obstante, el sector tecnológico cuenta también con algunos nombres grandes -no siempre en Silicon, hablamos de la industria en general -que han respaldado siempre a candidatos republicanos, aunque este año las cosas son algo distintas. Una cosa es ser republicano, y otra apoyar públicamente a Trump.

Larry Ellison, fundador de Oracle, es un ejemplo: durante la carrera de las primarias donó más de 5 millones de dólares al Conservative Solutions PAC, el comité de acción política que apoyaba al candidato republicano Marco Rubio (se retiró en febrero). Otra republicana que suele ser bastante activa políticamente es Meg Whitman, CEO de HP, que apoyó al gobernador de New Jersey Chris Christie cuando este se presentó como candidato. Eso sí, cuando Christie se retiró y dio su apoyo a Donald Trump, Whitman dijo que se trataba de una acción oportunista y que Trump no apto para ser presidente.

El candidato republicano es también el que menos dinero ha conseguido recaudar en Silicon Valley: según Crowdpac, Trump logró tan solo 14.000 dólares del sector. ¿Quién fue el más popular si vemos cuánto consiguió recaudar? Bernie Sanders, con 3,2 millones de dólares.

Silicon Valley con Hillary Clinton

Que Sanders fuese el candidato con más respaldo económico en Silicon Valley no significa que fuera el favorito entre las personalidades del sector que dieron su opinión sobre el tema. Excepto Steve Wozniak, que tuiteó hace unos meses que apoyaba a Bernie Sanders, el resto de las celebrities tecnológicas son mayoritariamente pro-Hillary. ¿Cómo logró Sanders ser el que más dinero recaudó? Gracias a las pequeñas donaciones de los empleados en compañías del valle de Silicio.

A principios de año, cuando no estaban todavía bien definidos los candidatos, los apoyos públicos estaban más repartidos y algo más escasos. Ahora que todo parece ser Clinton contra Trump, cada vez son más los que se decantan por la primera (y no solo demócratas). Esta misma semana, 20 personalidades del mundo de la tecnología, entre los que estaban gente como Eric Schmidt, Sheryl Sandberg o David Karp, firmaron una carta de respaldo a Hillary Clinton. Uno de los firmantes era Reed Hastings, CEO de Netflix, que aseguró directamente que “Trump destruiría mucho de lo que América tiene de bueno”. Hay también muchos silencios. Se sabe que Mark Zuckerberg es demócrata, pero en ningún momento se pronunció en el debate Clinton vs Sanders. Jeff Bezos tampoco ha dicho nada, aunque está claro a quien no quiere: su enemistad con Donald Trump es muy pública y el odio es mutuo, tanto que en diciembre del año pasado contestó a un tuit acusador del candidato republicano asegurando que tenían un asiento reservado para él en el cohete Blue Origin.

Tampoco se sabe nada de otros grandes de la industria como Tim Cook (aunque hizo donaciones a otros candidatos republicanos como Paul Ryan), Sergey Brin o Larry Page, pero sí que todos ellos asistieron en marzo al AEI World Forum, una reunión anual secreta de grandes empresarios, líderes mundiales e intelectuales, en la que los rumores dicen que uno de los temas estrella discutidos fue cómo parar a Donald Trump.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor